7 de enero de 2016 / 3:08 / hace 2 años

RESUMEN-China deja caer con más fuerza al yuan y suspende la cotización de las bolsas

5 MIN. DE LECTURA

SHANGHÁI (Reuters) - China aceleró el jueves una devaluación del yuan, provocando que las monedas de la región asiática tambalearan y los mercados bursátiles se hundieran, porque los inversores ahora temen que el gigante oriental esté comenzando una guerra comercial contra sus competidores.

La negociación de acciones se suspendió por el resto del día por segunda vez esta semana, debido a que la caída de los índices en China activó un nuevo mecanismo cuando había transcurrido menos de media hora del comienzo de la sesión.

El Banco Popular China (PBOC) sorprendió de nuevo a los mercados al fijar el punto medio de su tipo cambiario en 6,5646 yuanes por dólar, el nivel más bajo desde marzo de 2011.

Se trata de un 0,5 por ciento más débil que la víspera y fue la mayor bajada diaria desde finales de agosto, cuando un abrupto descenso de un 2 por ciento también sacudió a los mercados.

El impacto se sintió inmediatamente en las monedas de la región de Asia Pacífico, como el dólar australiano, que cayó medio centavo de dólar estadounidense en un abrir y cerrar de ojos.

El China Foreign Exchange Trade System (CFETS) del PBOC repitió de nuevo el jueves que no había base para la continua depreciación del yuan y que estaba estable frente a una cesta de monedas en 2015.

Pero el precio fijado por el banco central ha contribuido a la caída del yuan no solo contra el dólar, sino otras monedas: un 3,5 contra el yen y un 0,8 contra el euro.

Eso plantea inquietudes de que China puede estar planteando una devaluación para ganar competitividad que ayude a sus exportadores.

"Ese es el temor del mercado", dijo Sim Moh Siong, estratega de divisas del Banco de Singapur, agregando que era un juego de suma cero, ya que como respuesta otras monedas también se debilitaban, y al final el resultado sería más volatilidad.

Otros no estaban seguros de qué era lo que perseguía Pekín con estas medidas.

Personas caminan junto a unas pantallas que muestran los índices de mercados chinos, en Hong Kong, China, el 7 de enero de 2016. China aceleró el jueves una devaluación del yuan, provocando que las monedas de la región asiática tambalearan y los mercados bursátiles se hundieran, porque los inversores ahora temen que el gigante oriental esté comenzando una guerra comercial contra sus competidores.Bobby Yip

"Hablando claro, no estamos aún seguros de donde están los límites del PBOC en estos momentos" dijo Oversea-Chinese Banking Corporation (OCBC) una entidad con sede en Singapur.

"El tempor a lo desconocido se ha convertido en el mayor riesgo para RMB a corto plazo, pese al considerable superávit por cuenta corriente actual".

Descenso Reservas

Como si quisiese demostrar la presión sobre la moneda, China difundió posteriormente sus datos de reservas de divisas de diciembre, mostrando una caída de 107.900 millones de dólares, el mayor descenso mensual del que se tiene constancia, totalizando la caída de 512.700 millones en todo 2015.

China sigue teniendo las mayores reservas del mundo, 3,33 billones de dólares, pero algunos temen que este tipo de datos y el debilitamiento del yuan sugieran que la segunda mayor economía del mundo está profundizando sus problemas.

Michahael Every, responsable de investigación de mercados de Rabobank en Asia-Pacifico dijo que una vez que Pekín ha obtenido el triunfo diplomático de que se incluya el yuan en la cesta de monedas de reserva del Fondo Monetario Internacional en noviembre, esperaba que sus responsables dejaran que cayera para lidiar con una economía deflacionaria y en ralentización.

"La gente está cayendo presa del pánico porque a) no lo vieron venir o b) la economía mundial necesita un consumidor de último recurso y China está enviando la señal de que no lo será" agregó.

Una depreciación continua del yuan pone presión para que otras economías asiáticas devalúen sus monedas y así puedan mantenerse competitivas frente al enorme poderío exportador de China.

Además, hace que las materias primas que cotizan en dólares sean más caras para los compradores chinos, lo que puede debilitar la demanda y presionar aún más a los precios de recursos naturales en una reacción en cadena.

Las bolsas también fueron víctimas inmediatas y notables a la decisión, especialmente las chinas.

Las acciones en Shanghái bajaron un 7 por ciento, repitiendo el desplome del lunes y provocando la suspensión de operaciones. El índice Nikkei en Japón perdió un 2,3 por ciento y el índice Seng de Hong Kong se dejó un 2,8 por ciento.

Reporte de Lu Jianxin, Samuel Shen y Redacción Shanghái; Escrito por Wayne Cole; Editado en Español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below