Inflación en Chile llega a 4,4 pct en 2015 tras variación nula en diciembre

viernes 8 de enero de 2016 11:22 GYT
 

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - La inflación en Chile alcanzó a un 4,4 por ciento en el 2015, superando el rango meta del Banco Central por segundo año consecutivo, presionada en buena parte por los efectos de una profunda depreciación de la moneda local y pese a una débil demanda interna.

El avance anualizado se dio luego de que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) anotó una variación nula en diciembre, según los datos difundidos el viernes por el gubernamental Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

El resultado para todo 2015, que se compara con el 4,6 por ciento anotado en el año anterior, se ubicó por encima del rango de tolerancia que maneja el Banco Central del 2,0 a 4,0 por ciento.

"La inflación alcanzó un valor por sobre el rango meta del banco central (...) en donde la depreciación del peso explicaría parte de dicho resultado", dijo en un informe la correduría Bice Inversiones.

En el 2015, el peso chileno se depreció un 14,7 por ciento ante el dólar para acumular una baja superior al 25 por ciento en los últimos dos años.

Analistas han estimado que la inflación estará sobre 4 por ciento por un período más prolongado al previsto, probablemente durante todo el primer semestre de 2016, e irá bajando gradualmente hacia el 3 por ciento.

"Los recientes desarrollos en los mercados financieros internacionales y su efecto en el precio del dólar ciertamente aumentan los riesgos en contra de (una convergencia de la inflación)", dijo un informe de Corpbanca.

Para contrarrestar esta tendencia, el organismo rector inició en la última parte del 2015 un ciclo de incrementos graduales de la Tasa de Política Monetaria (TPM). Así, en octubre pasado aumentó el tipo en un cuarto de punto porcentual a 3,25 por ciento, una medida que se repitió en diciembre.   Continuación...

 
Una persona mira un partido de fútbol en un mercado en Santiago, 16 de junio de 2010. La inflación en Chile alcanzó a un 4,4 por ciento en el 2015 tras registrar sorpresivamente una variación nula en diciembre, en un año marcado por los efectos de una profunda depreciación del peso y pese a una débil demanda interna. REUTERS/Victor Ruiz Caballero