Las opciones de Deutsche Bank para apuntalar su capital son limitadas

lunes 17 de octubre de 2016 11:18 GYT
 

Por Edward Taylor

FRANCFORT (Reuters) - Deutsche Bank necesita moverse deprisa para fortalecer su capital y ofrecer ganancias saludables si quiere restablecer la confianza de los inversores, pero su margen de maniobra parece limitado, dicen banqueros, analistas e inversores.    Cuando John Cryan asumió como presidente ejecutivo el año pasado, anunció medidas para reducir la plantilla y vender negocios no estratégicos.

Sin embargo, los 14.000 millones de dólares que le pide el Departamento de Justicia de Estados Unidos para resolver una investigación sobre la venta de activos respaldados por hipotecas ha destapado un posible déficit de capital de entre 5.000 millones y 10.000 millones de euros, y los progresos en la implementación de la estrategia de Cryan están siendo lentos.

Deutsche Bank no tiene problemas de solvencia o de liquidez y dice que actualmente no tiene planes para una ampliación de capital y que está cumpliendo con todas las regulaciones.

    Y aunque el acuerdo judicial con el Departamento de Justicia sea al final muy inferior a esos 14.000 millones de dólares, la entidad con sede en Fráncfort enfrenta otras multas por presunto blanqueo de dinero que podrían elevar los costos por litigios a entre 8.000 millones y 9.500 millones de dólares.

Algunos analistas dicen que las reservas para litigios sólo alcanzan los 5.500 millones de euros. (unos 6.160 millones de dólares).

Eso significa que el banco germano de referencia podría no tener otra alternativa que captar capital, a pesar de opciones limitadas en el corto plazo.

    Las maneras más fáciles de recaudar efectivo son ampliar capital y acelerar el programa de recorte plantilla. Pero analistas e inversores dicen que también podría considerarse otras opciones como la venta de activos, la eliminación de primas para ejecutivos o incluso una fusión en toda regla con un banco rival.

    "Cada una de las principales alternativas es poco atractiva, en nuestra opinión. Es simplemente una cuestión de que Deutsche elija la menos mala", dijo Stuart Graham, analista de Autonomous Research en una nota a principios de mes.

(Información de Arno Schuetze, Simon Jessop, Kathrin Jones, John O'Donnell; Traducción de Jose Elías Rodríguez; Editado en español por Javier López de Lérida)

 
Una estatua, frente a un logo de Deutsche Bank en Fráncfort. 30 septiembre 2016. Deutsche Bank necesita moverse deprisa para fortalecer su capital y ofrecer ganancias saludables si quiere restablecer la confianza de los inversores, pero su margen de maniobra parece limitado, dicen banqueros, analistas e inversores. 
REUTERS/Kai Pfaffenbach