México ve en frontera y migración una palanca para conversaciones con Trump

miércoles 28 de diciembre de 2016 13:36 GYT
 

Por Dave Graham

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) - México busca defender el libre comercio con Estados Unidos usando la seguridad fronteriza y la política migratoria para ganar influencia en las conversaciones con Donald Trump, después de que asuma la presidencia estadounidense en enero, dijeron funcionarios de alto nivel.

    Para disipar las amenazas de Trump de interrumpir el comercio y la inversión, funcionarios dicen que México intentará lograr un equilibrio entre escuchar las preocupaciones del republicano sobre la inmigración ilegal y los empleos en Estados Unidos y adoptar una posición firme en la protección de sus propios intereses económicos.

    México quiere que la seguridad, la inmigración y el manejo de la frontera entre Estados Unidos y México estén en la mesa junto con el comercio cuando converse con el gobierno de Trump, dijo una persona que conoce las intenciones del Gobierno mexicano y que habló bajo condición de anonimato.

    Una táctica que podría traducirse en que México ofrezca reforzar su frontera norte para frenar el tráfico de drogas y el paso de migrantes ilegales, dijo un ex funcionario de alto nivel familiarizado con las discusiones en México.

    También podría significar dar a Estados Unidos un mayor peso en la seguridad en la frontera de México con Guatemala, donde miles de migrantes ilegales de América Latina cruzan cada año en su camino a Estados Unidos, dijo un funcionario de alto rango del Gobierno mexicano.

    Después de que Trump asuma el poder el 20 de enero, México necesita mantener una discusión con Washington tan amplia como sea posible, dijo Victor Giorgana, un legislador del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), del presidente Enrique Peña Nieto.

    "No puede ser monotemática porque estaríamos en condiciones de desventaja", dijo Giorgana, quien preside la comisión de relaciones exteriores de la Cámara de Diputados.

    Trump provocó indignación y enojo en México durante su campaña presidencial al decir que el país enviaba a Estados Unidos violadores y narcotraficantes y al prometer construir un muro en la frontera pagado con fondos mexicanos para impedir la entrada de inmigrantes ilegales.   Continuación...

 
El presidente mexicano Enrique Peña Nieto y el entonces candidato presidencial republicano, Donald Trump, llegan a una conferencia de prensa en Ciudad de México.  31 de agosto de  2016. México busca defender el libre comercio con Estados Unidos usando la seguridad fronteriza y la política migratoria para ganar influencia en las conversaciones con Donald Trump, después de que asuma la presidencia estadounidense en enero, dijeron funcionarios de alto nivel. REUTERS/Henry Romero