9 de enero de 2017 / 11:55 / hace 7 meses

EEUU acusa a ejecutivo de Volkswagen de fraude por escándalo de emisiones

3 MIN. DE LECTURA

Una bandera estadounidense flamea junto a las banderas con el logo de Volkswagen en San Diego, California, Estados Unidos. 23 de septiembre 2015. La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) arrestó a un ejecutivo de la automotriz alemana Volkswagen AG por cargos de conspiración para cometer fraude en Estados Unidos, informó el lunes el diario The New York Times.Mike Blake/File Photo

DETROIT, 9 ene (Reuters) - Volkswagen AG sufrió un nuevo revés el lunes cuando se presentaron cargos contra un ejecutivo por conspirar para estafar a Estados Unidos por un multimillonario escándalo de manipulación de las pruebas de emisiones diésel y la automotriz fue acusada de ocultar el tema a reguladores.

Oliver Schmidt, quien dirigió la oficina de cumplimiento de regulaciones de la empresa en Estados Unidos, no presentó el lunes una declaración de culpabilidad o inocencia ante la Corte de Distrito en Miami y permanecerá detenido hasta una audiencia del jueves ante el juez William C. Turnoff.

Schmidt, quien estaba esposado y vestía un uniforme de prisión, fue acusado de fraude y conspiración por no revelar la existencia de un dispositivo usado para manipular las pruebas de emisiones de diésel en el país desde 2006 al 2015.

El ejecutivo fue arrestado el sábado en Florida después de que intentó regresar a Alemania, según un portavoz del Departamento de Justicia. El diario New York Times fue el primero en informar sobre la detención.

El abogado de Schmidt, David Massey, dijo que su cliente supo de la investigación y se contactó con la Oficina Federal de Investigación (FBI) para ofrecer su cooperación.

El arresto ocurre en momentos en que Volkswagen se encuentra cerca de llegar a un acuerdo de más de 3.000 millones de dólares con el Departamento de Justicia y la Agencia de Protección Ambiental, que según dijeron fuentes a Reuters podría anunciarse el miércoles.

Una denuncia del FBI presentada el lunes contra Schmidt dijo que él y otros empleados de VW informaron a la gerencia ejecutiva de la "existencia, propósito y características" del dispositivo en julio del 2015 y que los ejecutivos eligieron no divulgar de inmediato el hecho a los reguladores estadounidenses.

El FBI acusó a VW de engañar deliberadamente a los reguladores sobre las pruebas de contaminación falsas en Estados Unidos, pero no presentó cargos penales contra la compañía.

El dispositivo permitió que casi 580.000 de los vehículos a diésel de VW vendidos desde 2009 emitieran hasta 40 veces más los niveles de polución permitidos.

Volkswagen dijo que no podía realizar comentarios sobre temas legales en curso.

Reporte de Gaurika Juneja en Bengaluru y Edward Taylor en Fráncfort. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below