Sindicato rechaza última oferta de mina chilena Escondida y llama a votar huelga

martes 24 de enero de 2017 15:58 GYT
 

Por Fabián Andrés Cambero

SANTIAGO (Reuters) - El sindicato de trabajadores de Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, calificó el martes de "absurda" la última oferta de contrato de la compañía, en momentos en que sus miembros se preparan para votar desde el viernes si aceptan la propuesta o abren el camino a una huelga.

Las posiciones entre Escondida, controlada por BHP Billiton, y el gremio han estado alejadas durante el proceso de negociación colectiva que se inició en diciembre.

"Es absurda la oferta", dijo a Reuters el presidente del gremio, Patricio Tapia.

El sindicato detalló en un comunicado que prácticamente no hubo mejoras en la oferta, enumerando una decena de puntos que serían eliminados o modificados, y llamó a sus afiliados a votar la huelga. "Esta oferta es una agresión que debemos rechazar unidos y firmes", señaló el documento.

Las negociaciones laborales en Escondida tienen un historial de desencuentros y huelgas, al tiempo que se consideran un punto de referencia para el sector. Los conflictos en el yacimiento han puesto además presión a los precios globales del cobre.

En sus discusiones de hace cuatro años, cuando los precios del cobre eran considerablemente más altos, Escondida pagó a cada trabajador un bono de término de conflicto de 49.000 dólares, el más alto que se haya ofrecido en la industria minera en Chile.

Actualmente, la empresa ofreció como bonificación el equivalente de 12.000 dólares.

Escondida dijo más temprano que la propuesta entregada recogía el trabajo de las recientes negociaciones, manteniendo la estructura de salarios y agregando nuevos beneficios.   Continuación...

 
Imagen de archivo de un grupo de mineros en la mina de cobre Escondida, cerca de Antofagasta, en el norte de Chile.  31 marzo 2008. El sindicato de trabajadores de Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, calificó el martes de "absurda" la última oferta de contrato de la compañía, mientras sus afiliados se preparan para votar desde el viernes si aceptan la propuesta o abren el camino a una huelga. REUTERS/Iván Alvarado