Escasas protestas en corporaciones EEUU fuera Silicon Valley muestran dificultad de oponerse a Trump

lunes 30 de enero de 2017 12:53 GYT
 

Por Devika Krishna Kumar y Ross Kerber

NUEVA YORK/BOSTON (Reuters) - La mayor parte de los jefes de las corporaciones estadounidenses ha permanecido callada frente a las restricciones migratorias impuestas por Donald Trump, poniendo de manifiesto lo difícil que es oponerse a sus políticas ya que cualquier entredicho podría generar una respuesta de la Casa Blanca.

Mientras los líderes de Apple Inc, Google y Facebook Inc denunciaron la suspensión del programa de refugiados de Estados Unidos y la prohibición de llegadas desde siete países de mayoría musulmana, muchos de sus pares en otras industrias prefirieron no hablar o respondieron con comunicados reiterando su compromiso con la diversidad.

La diferencia en la respuesta muestra la presión que enfrentan gran parte de las corporaciones estadounidenses para evitar un enfrentamiento público con el nuevo gobierno.

Compañías como el fabricante de aviones Boeing Co y las automotrices Ford Motor Co y General Motors Co ya han pasado por desencuentros con Trump por otros asuntos y tienen mucho en juego en decisiones políticas que el gobierno hará en materia de impuestos, comercio y regulaciones.

Representantes de las tres empresas declinaron hacer comentarios sobre los límites migratorios de Trump.

Asimismo, Wall Street espera que el nuevo gobierno alivie algunas de las regulaciones introducidas tras la crisis financiera de 2007-08 y aligere su cumplimiento.

Industrias como la financiera, las de salud y fabricación de automóviles "se ven en el umbral de una nueva era de desregulaciones y no quieren hacer nada que pueda ofender al nuevo emperador", dijo Cornelius Hurley, director del Centro de Finanzas, Ley y Política de la Universidad de Boston.

Hasta el momento, Lloyd Blankfein, presidente ejecutivo de Goldman Sachs, es el único jefe de un gran banco estadounidense que ha hablado de forma directa contra el decreto. "No apoyamos esta política", dijo en un mensaje enviado a su plantilla en la noche del domingo. "Ser diverso no es opcional; es lo que debemos ser".   Continuación...

 
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la firma de diversas órdenes ejecutivas en la Casa Blanca en Washington, ene 30, 2017. La mayor parte de los jefes de las corporaciones estadounidenses ha permanecido callada frente a las restricciones migratorias impuestas por Donald Trump, poniendo de manifiesto lo difícil que es oponerse a sus políticas ya que cualquier entredicho podría generar una respuesta de la Casa Blanca.
 REUTERS/Carlos Barria