Demanda dice que Sanofi, Novo Nordisk y Eli Lilly coordinaron alzas de precio de la insulina

lunes 30 de enero de 2017 19:46 GYT
 

Por Erica Teichert

NUEVA YORK (Reuters) - Tres de los mayores fabricantes de tratamientos para la diabetes -Sanofi SA, Novo Nordisk y Eli Lilly & Co- fueron mencionados en una demanda de un grupo de pacientes en la que acusan que se fijaron precios, una acción que quieren tenga alcance colectivo.

La acción judicial, presentada en lunes en una corte federal de Massachusetts, dijo que las empresas subieron simultáneamente el precio de la insulina en más de un 150 por ciento en los últimos cinco años.

Los 12 demandantes, que padecen diabetes, argumentan que Sanofi, Novo Nordisk y Lilly elevaron sus precios de referencia para la venta a público, y al mismo tiempo mantuvieron un valor bajo "verdadero" para las empresas que gestionan beneficios farmacéuticos como Express Scripts, CVS Health y OptumRX.

Las empresas de beneficios farmacéuticos intermedian entre los laboratorios y las aseguradoras de salud y se quedan con un porcentaje de la diferencia de precio, según la demanda.

"Creemos claramente que estas acusaciones no tienen mérito y nos defenderemos de ellas", dijo Ashleigh Koss, portavoz de Sanofi.

El portavoz de Eli Lilly, Greg Kueterman, no quiso comentar sobre la demanda, pero dijo que la empresa adhería a los más altos estándares éticos.

Ken Inchausti, un portavoz de Novo Nordisk, dijo que la empresa no está de acuerdo con la descripción que se hace en la demanda de la cadena de suministro de la farmacéutica, además señaló que tienen un compromiso para que los pacientes puedan acceder a la medicina.

Los demandantes acusan que una trama de fijación de precios provocó que pagaran en exceso por la insulina. Los pacientes sin seguros o los que lo tienen con un alto deducible son particularmente afectados por los precios del tratamiento, añadieron.

(Por Erica Teichert; Editado en español por Javier López de Lérida)

 
El logo de la farmacéutica francesa Sanofi es fotografiado en frente de la sede de la compañía en París, Francia, 8 de marzo de 2016. REUTERS/Philippe Wojazer/Foto de archivo