Presidente venezolano refuerza su control en petrolera PDVSA con cambios en la directiva

lunes 30 de enero de 2017 19:36 GYT
 

Por Alexandra Ulmer

CARACAS (Reuters) - En la misma mesa directiva de la petrolera estatal venezolana PDVSA se sentarán una vicealmirante de Marina de las fuerzas armadas, un ex administrador de la cuenta de Twitter del fallecido presidente Hugo Chávez y uno de sus compañeros cuando intentó sin éxito un golpe de Estado en 1992.

El grupo integra la nueva junta directiva designada el domingo por el presidente Nicolás Maduro, en una jugada que sugiere que el mandatario socialista busca fortalecer su control sobre la principal compañía del país miembro de la OPEP.

Maduro explicó que la revisión busca acabar con la corrupción en la empresa que administra las mayores reservas de petróleo del mundo y que en el pasado reciente ha sido vinculada a una trama de sobornos investigada por la justicia de Estados Unidos.

En la sacudida, ratificó al presidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA), Eulogio Del Pino, un ingeniero educado en la Universidad de Stanford. Pero removió a la mayoría de sus altos ejecutivos, varios con una larga trayectoria en la empresa.

A juzgar por sus currículos, varios de los escogidos tienen poca o ninguna experiencia en la industria petrolera, pero sí pertenecen a los círculos más cercanos de poder en el terreno militar y político del país sudamericano.

Los cambios han despertado temores entre analistas y ejecutivos del sector petrolero, pues ocurren cuando la producción de PDVSA está en mínimos de las últimas dos décadas y enfrenta dificultades para despachar el crudo sin retrasos.

"Si (antes) ha sido muy malo con esta gente que además no tiene experiencia, ahora va a ser aún peor", observó Francisco Ibarra, economista en la firma local Econométrica. "No sé cuánto peor", apuntó.

Los ejecutivos salientes de PDVSA apoyaron abiertamente los planes del gobierno socialista y la industria decayó bajo su gerencia.   Continuación...

 
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla durante un encuentro con trabajadores de la planta siderúrgica de Sidor en Puerto Ordaz, Venezuela, 29 de enero de 2017. Palacio de Miraflores/cortesía. REUTERS ATENCIÓN EDITORES: ESTA FOTO FUE SUMINISTRADA POR UN TERCER. SÓLO PARA USO EDITORIAL