Argentina inicia batalla por baja de costos laborales para seducir a inversores

martes 31 de enero de 2017 17:13 GYT
 

Por Eliana Raszewski y Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES (Reuters) - El Gobierno argentino trabaja a contrarreloj para aplicar este año un plan de recorte de los altos costos laborales que podría impulsar las inversiones pero también disparar conflictos sindicales capaces de detener la actividad del país.

Esa es la apuesta del presidente de centroderecha Mauricio Macri para reactivar la economía y llegar en buena forma a las elecciones legislativas de octubre, en las que necesita que sus aliados avancen en un Congreso dominado por rivales para que sus proyectos prosperen.

Y para eso deberá seducir a los duros líderes sindicales, que en su mayoría son opositores.

"Argentina es el país de la región que mejor cobertura previsional tiene, que mejor cobertura de salud tiene. Si nos quieren llevar para abajo, ahí van a chocar con nosotros", dijo a Reuters Héctor Daer, uno de los tres jefes de la Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor central gremial del país.

Pero las empresas aseguran que los altos costos laborales desalientan las inversiones en Argentina, aún a pesar de las dolorosas reformas pro mercado que aplicó Macri en el 2016.

De acuerdo con un reporte del Fondo Monetario Internacional de fines del 2016, el costo laboral unitario argentino es cerca de un 50 por ciento mayor al de los vecinos Brasil y Chile.

¿Por qué? El costo laboral local incluye salarios relativamente altos, la mayor carga impositiva de Sudamérica y el pago de primas a las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART), a lo que se suma un alto nivel de litigiosidad en un sistema donde es habitual que se falle a favor del empleado.

"Los costos laborales nos afectan y esperamos que se puedan tomar medidas para bajarlos porque eso nos frena a la hora de contratar personal", dijo Pablo Zanello, dueño de una pyme que produce maquinaria vial y agrícola y que busca este año duplicar su nómina de 25 empleados.   Continuación...

 
Un hombre sostiene un cartel durante una protesta en contra de los despidos, Buenos Aires, Argentina, 2 de junio de 2016. REUTERS/Marcos Brindicci - RTX2FEJR