Confianza del consumidor EEUU baja desde máximo en 15 años; salarios crecen modestamente

martes 31 de enero de 2017 16:05 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - La confianza del consumidor en Estados Unidos retrocedió en enero desde un máximo en 15 años, probablemente a medida que se disipaba algo de la euforia electoral, pero los hogares conservaron el optimismo sobre el mercado laboral, sugiriendo que la economía seguirá creciendo este año.

Otros datos conocidos el martes mostraron una aceleración en los precios de las casas en noviembre, lo que debería aumentar aún más la riqueza en los hogares y respaldar el gasto del consumidor incluso aunque el crecimiento de los salarios siga siendo moderado.

La confianza del consumidor había subido tras la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos en noviembre. El repunte se produjo junto a un alza en Wall Street, cuando consumidores e inversores se focalizaron en las promesas de rebajar impuestos y reducir regulaciones, dos propuestas consideradas pro mercado y favorables al crecimiento económico.

"La moderación del optimismo del consumidor puede atribuirse a una vuelta a la normalidad tras el típico rebote en confianza que sigue a una elección presidencial", dijo Jim Baird, de Plante Moran Financial Advisors en Kalamazoo (Michigan).

"La conclusión es que el sector consumidor sigue (...) encaminado hacia un mayor crecimiento del gasto en los próximos meses, aportando un apoyo clave al conjunto de la economía", agregó.

El índice de confianza de la organización empresarial Conference Board cayó a 111,8 este mes desde una lectura revisada a la baja de 113,3 en diciembre, que pese a la revisión se mantuvo como la más alta desde agosto de 2011.

Aunque la evaluación de los consumidores sobre las actuales condiciones para los negocios mejoró mucho este mes, mostraron menos confianza en las perspectivas. Algunos economistas dijeron que es probable que los consumidores opten por la prudencia hasta que el Gobierno brinde más detalles sobre su plan de estímulo fiscal, sobre todo respecto a rebajas tributarias.

"El efecto subida de Trump en los corazones y mentes de los consumidores está empezando a diluirse, ya que parece que su Gobierno tendrá un accidentado camino por delante si no modera su dura retórica", dijo Chris Rupkey, economista jefe de MUFG Union Bank en Nueva York.   Continuación...