Economía mundial entra a 2017 con vientos a favor y en contra

miércoles 1 de febrero de 2017 12:35 GYT
 

Por Jonathan Cable y Nichola Saminather

LONDRES/SINGAPUR (Reuters) - Las fábricas en todo el mundo se reactivaron o al menos mantuvieron la actividad en enero y algunas registraron sus niveles más altos en varios años, mientras una serie de riesgos políticos amenazan a la economía.

El creciente proteccionismo de Estados Unidos, las preocupaciones sobre cómo concluirán las negociaciones de Reino Unido para salir de la Unión Europea y las elecciones nacionales en las mayores economías europeas están entre los próximos eventos a enfrentar.

Pero al entrar a 2017, el crecimiento económico cobró impulso, según sondeos publicados el miércoles, ampliando el movimiento desde el año pasado gracias a un repunte en el consumo.

Las industrias en Estados Unidos, la mayor economía del mundo, el mes pasado aumentaron su actividad más rápido que en cualquier momento desde fines de 2014; emplearon a muchos más trabajadores de lo previsto y vieron una mayor demanda de sus productos.

Por su parte, las fábricas de la zona euro registraron su tasa de actividad más veloz en casi seis años, la actividad china se expandió por sexto mes y el crecimiento de las manufacturas japonesas fue el mayor en casi tres años.

Incluso en Gran Bretaña, donde una caída en la libra esterlina desde el referéndum de junio alimentó el mayor aumento de los costos de las fábricas el mes pasado, el crecimiento se mantuvo robusto.

"Hasta ahora el impulso es bastante fuerte en el inicio del 2017", comentó Jacqui Douglas, de TD Securities. "Pero los riesgos políticos definitivamente son algunos de los mayores este año y dadas las sorpresas que tuvimos en 2016, es realmente difícil saber qué nos espera", agregó.

Entre los eventos inesperados del año pasado figuró la decisión de Reino Unido por abandonar la Unión Europea en un referendo y la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, ambos considerados como resultado de una ira antisistémica entre votantes que se sienten marginados de la riqueza de las naciones.   Continuación...

 
Un trabajador en la planta fundidora Areva Creusot Forge en Le Creusot, Francia, ene 11, 2017. Las fábricas en todo el mundo se reactivaron o al menos mantuvieron la actividad en enero y algunas registraron sus niveles más altos en varios años, mientras una serie de riesgos políticos amenazan a la economía.
  REUTERS/Robert Pratta