Banco de Inglaterra enfrenta difícil equilibrio entre tasas y crecimiento tras "Brexit"

miércoles 1 de febrero de 2017 23:55 GYT
 

Por William Schomberg

LONDRES (Reuters) - El Banco de Inglaterra probablemente intentará evitar más especulaciones sobre su primera alza de tasas de interés en casi una década, incluso si reconoce la resistencia de la economía británica luego de la sorpresiva votación del año pasado a favor del "Brexit".

Se espera que el Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés) eleve el jueves su estimación de crecimiento para el 2017 por segunda vez en tres meses, mostró un sondeo Reuters entre analistas, luego de que Reino Unido sorpresivamente se expandió más que las otras economías ricas del mundo.

La nueva proyección de crecimiento podría alentar a algunos inversores a apostar a la primera alza de tasas desde el 2007 y motivar críticas a las advertencias que el gobernador Mark Carney y otros funcionarios del banco central realizaron antes del referendo de junio, cuando dijeron que la decisión de abandonar la Unión Europea golpearía a la economía.

La inflación ya va rumbo a superar la meta del banco de un 2 por ciento en los próximos meses, sin embargo, es posible que el BoE eleve sólo marginalmente sus proyecciones de precios en su reporte trimestral sobre la economía.

Asímismo, Carney y sus colegas no tienen una idea clara de las consecuencias del plan de la primera ministra Theresa May para sacar a Reino Unido del mercado único de la UE cuando el país deje el bloque, ni de las políticas proteccionistas del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que han puesto presión sobre la economía mundial.

"Me sorprendería mucho si les cuesta decidir si pueden mantener una política expansiva o si deben actuar pronto para retirarla", dijo Charlie Bean, ex vicegobernador del BoE.

Agregó que espera "una significativa desaceleración del gasto del consumidor durante el próximo año o dos" debibo a que un fuerte aumento de la inflación reducirá el poder de gasto de muchas familias.

Si bien los mercados financieros consideran que existe cerca de un 50 por ciento de probabilidades de que el BoE eleve sus tasas este año, la mayoría de los economistas dicen que eso probablemente no ocurrirá hasta mediados del 2019, cuando Reino Unido haya concluido las negociaciones del "Brexit" y abandone la UE.   Continuación...