Bancos toman mayor rol en lucha contra evasión impositiva en América Latina

jueves 9 de febrero de 2017 14:03 GYT
 

Por Luc Cohen y Guillermo Parra-Bernal

BUENOS AIRES/SÃO PAULO (Reuters) - Cuando Argentina lanzó un programa de amnistía fiscal el año pasado para traer de vuelta miles de millones de dólares ocultos fuera del país, se encontró con un apoyo inesperado: los bancos cuyos clientes tenían dinero guardado en el extranjero.

El presidente Mauricio Macri tenía una motivación más que suficiente: los argentinos tenían unos 400.000 millones de dólares sin declarar fuera del país sudamericano, mientras la economía doméstica estaba en una recesión que aún persiste y el Gobierno necesitaba desesperadamente incrementar su recaudación.

Macri ofreció a los residentes la posibilidad de declarar activos hasta el final de marzo y pagar solo una multa, en lugar de ser procesados por evasión fiscal. Pero hay un incentivo adicional, que marcó un quiebre con el pasado y que no tuvo relación con el diseño del plan oficial.

Esta vez, los argentinos ricos que tienen cuentas "offshore" en dos de los mayores administradores de patrimonio del mundo, J.P.Morgan Chase & Co y UBS AG, comenzaron a recibir cartas de los bancos solicitando pruebas de que habían declarado sus activos a las autoridades, dijeron tres personas con conocimiento de la situación.

Para el final de 2016, los argentinos habían declarado unos 97.800 millones de dólares, y se espera que esa cifra crezca mucho más antes de que expire el plazo de marzo.

El resultado preliminar ya sobrepasó las estimaciones iniciales de analistas, que esperaban 60.000 millones de dólares, y quedó lejos de la amnistía previa que entre 2013 y 2015 consiguió el "blanqueo" de apenas 2.600 millones.

"Esto sólo se puede explicar por algo de ayuda de los bancos", dijo Eduardo Aguilera, un abogado experto en derecho fiscal de la firma RCTZZ Abogados, con base en Buenos Aires.

Aguilera dijo que tiene clientes que recibieron cartas de J.P.Morgan y UBS y otros clientes que fueron alentados a participar de la amnistía en conversaciones más informales con banqueros de Citigroup Inc and Wells Fargo & Co.   Continuación...

 
Imagen de archivo de una sucursal del banco HSBC en Buenos Aires, abr 21, 2016. Cuando Argentina lanzó un programa de amnistía fiscal el año pasado para traer de vuelta miles de millones de dólares ocultos fuera del país, se encontró con un apoyo inesperado: los bancos cuyos clientes tenían dinero guardado en el extranjero.
 REUTERS/Enrique Marcarian