Wall Street vuelve a marcar records por esperanzas en plan económico de Trump

viernes 10 de febrero de 2017 18:08 GYT
 

Por Lewis Krauskopf

NUEVA YORK (Reuters) - Los principales índices referenciales de Wall Street subieron a máximos, gracias a un alza de los precios del petróleo que impulsó a las acciones del sector energético y a que los inversores renovaron su optimismo respecto a la agenda económica del presidente Donald Trump.

* El índice S&P 500 sumó su cuarta sesión consecutiva con ganancias, un día después de que Trump dijo que en las próximas semanas hará un importante anuncio sobre una reforma impositiva.

* El S&P 500 ha subido un 8,3 por ciento desde que Trump ganó las elecciones del 8 de noviembre, impulsado por expectativas de que el nuevo presidente rebajará los impuestos corporativos, reducirá las regulaciones y aumentará el gasto en infraestructura.

* El repunte se había estancado en medio de preocupaciones por las posturas proteccionistas de Trump y la falta de claridad sobre sus reformas.

* El Promedio Industrial Dow Jones subió 96,97 puntos, o un 0,48 por ciento, a 20.269,37 puntos; mientras que el S&P 500 ganó 8,23 puntos, o un 0,36 por ciento, a 2.316,10 unidades. El índice Nasdaq Composite subió 18,95 puntos, o un 0,33 por ciento, a 5.734,13 unidades.

* El S&P y el Dow Jones cerraron en niveles récord por segunda sesión consecutiva, mientras que el Nasdaq extendió su serie de máximos históricos a una cuarta sesión seguida.

* El índice de acciones del sector energético avanzó un 0,8 por ciento. Los precios del petróleo subieron más de un 1 por ciento tras reportes de que los miembros de la OPEP cumplieron con más del 90 por ciento del recorte del bombeo prometido en un acuerdo.

* Las acciones de Activision Blizzard se dispararon un 18,9 por ciento y dieron el principal impulso al S&P 500 y al Nasdaq. El productor de videojuegos reportó ingresos trimestrales mayores a los pronosticados y anunció un programa de recompra de acciones.   Continuación...

 
Operadores trabajan en la sede de la Bolsa de Valores de Nueva York (New York Stock Exchange (NYSE)) en Nueva York, EEUU, 7 de febrero de 2017. REUTERS/Brendan McDermid