El viejo sueño de crear una gran bolsa europea terminó en media hora

martes 28 de febrero de 2017 12:48 GYT
 

Por Andreas Kröner y John O'Donnell y Foo Yun Chee

BRUSELAS/FRÁNCFORT (Reuters) - Tras más de un año de negociaciones, la Bolsa de Alemania se enteró el domingo del fin de sus planes de fusión con su homólogo británico con apenas media hora de antelación, dijeron a Reuters fuentes conocedoras de la situación.

En una medida poco habitual, la London Stock Exchange (LSE) estaba a punto de publicar un comunicado indicando su rechazo a las demandas de la Unión Europea necesarias para obtener la aprobación del acuerdo, valorado en 29.000 millones de euros (30.700 millones de dólares).

La ausencia de consultas por parte de Londres con su socio de fusión, Deutsche Boerse, realzó la ruptura de las relaciones, que según funcionarios y ejecutivos implicados en las conversaciones fueron tan responsables como las condiciones antimonopolio para el fracaso del último intento de combinar ambas bolsas.

La decisión de la LSE se produjo tras semanas de molestias por la presión alemana para que Fráncfort tuviera preeminencia sobre Londres para ser la sede central de la compañía combinada, dijeron fuentes a Reuters.

Su negativa a vender la firma italiana de operaciones de renta fija MTS y su predicción de que las autoridades antimonopolio europeas bloquearían probablemente el acuerdo certificó el fin de la fusión e hizo caer el precio de las acciones de LSE y Deutsche Boerse. Ambos declinaron hacer comentarios el martes.

Las conversaciones se complicaron por las exigencias germanas de que la sede fuera trasladada a Fráncfort y por una investigación de fiscales estatales por un posible caso de información privilegiada por parte de Carsten Kengeter, el presidente ejecutivo de Deutsche Boerse que debía liderar el grupo combinado, dijeron las fuentes. Kengeter niega haber cometido irregularidades.

"Hay tensiones desde hace más tiempo", comentó una persona conocedora de las negociaciones.

A principios de febrero, Thomas Schaefer, ministro de Finanzas del estado de Hesse, donde tiene la sede Deutsche Boerse, pidió trasladar las oficinas centrales a Alemania por la próxima salida de Reino Unido de la UE. Sus palabras tuvieron eco en el Parlamento británico, que celebró un debate sobre el futuro de la LSE, con algunos poniendo en duda la fusión.   Continuación...

 
IMAGEN DE ARCHIVO. La bolsa de Londres, en Londres, Gran Bretaña.11 de abril 2011.  Tras más de un año de negociaciones, la Bolsa de Alemania se enteró el domingo del fin de sus planes de fusión con su homólogo británico con apenas media hora de antelación, dijeron a Reuters fuentes conocedoras de la situación. REUTERS/Toby Melville/File Photo