Gobernador del Banco de Japón pone grandes obstáculos para un alza de tasas

jueves 16 de marzo de 2017 09:38 GYT
 

Por Leika Kihara y Minami Funakoshi

TOKIO (Reuters) - El gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, dijo que el avance de la inflación hacia el 1 por ciento no desencadenará una inmediata alza de las tasas de interés, lo que indica que el país mantendrá su política ultralaxa pese a que otras grandes economías están analizando un retiro de sus estímulos.

Kuroda, que será parte de una reunión de líderes de finanzas del G-20 este fin de semana en Alemania, también defendió los llamados de las autoridades europeas para proteger el libre comercio, en un aparente rechazo a las medidas proteccionistas del presidente estadounidense, Donald Trump.

"No sólo el G-20, también el FMI y la OCDE han hablado sobre los daños del proteccionismo al comercio global y al crecimiento económico mundial, y que es necesario mantener el libre comercio y la inversión", dijo Kuroda dijo en una conferencia de prensa el jueves.

"La postura de Japón sobre esto no va a cambiar", añadió.

Como se esperaba ampliamente, el Banco de Japón mantuvo su promesa de limitar las tasas de interés a largo plazo en torno a cero en una reunión de política monetaria realizada más temprano el jueves.

La decisión marcó un fuerte contraste con la medida que anunció el miércoles la Reserva Federal de Estados Unidos de subir las tasas de interés por segunda vez en tres meses, en un esfuerzo para que su política monetaria vuelva a una posición más normal.

Pero Kuroda dejó claro que el Banco de Japón no seguirá los pasos de la Fed en el corto plazo, al decir que Japón aún necesita un fuerte apoyo monetario mientras la inflación siga distante del objetivo del banco del 2 por ciento y los riesgos al crecimiento tengan un sesgo a la baja.

Kuroda también desestimó la especulación del mercado sobre que el Banco de Japón podría elevar su meta de rendimiento de los bonos a fines de este año, cuando se espera que la inflación al consumidor se acerque al 1 por ciento, debido principalmente a un repunte en los costos de combustible y al aumento de los precios de las importaciones por un yen más débil.

(Reporte de Leika Kihara, Stanley White, Kaori Kaneko y Minami Funakoshi. Editado en español por Rodrigo Charme)

 
Foto de archivo: Un hombre pasa frente al edificio del Banco de Japón en Tokio, Japón, 29 de julio del 2016. El Banco de Japón mantuvo su política monetaria estable el jueves y repitió una visión moderadamente optimista sobre la economía, lo que indica que no prevé una expansión de su estímulo en un futuro próximo. REUTERS/Kim Kyung-Hoon