Oro se encamina a alza semanal impulsado por dólar débil

viernes 17 de marzo de 2017 15:42 GYT
 

Por Marcy Nicholson y Peter Hobson

NUEVA YORK/LONDRES (Reuters) - El oro subía el viernes y estaba en camino de anotar su primera alza en las tres últimas semanas, ante un dólar que después del mensaje de cautela de la Reserva Federal sobre las tasas de interés retrocedía y abarataba al metal precioso para los tenedores de otras divisas.

* Tal y como se esperaba, la Fed elevó las tasas el miércoles, pero mantuvo sin cambios su pronóstico previo de tres alzas este año, lo que decepcionó a algunos inversores que esperaban pistas sobre un posible cuarto incremento en 2017.

* A las 1853 GMT, el oro al contado subía un 0,2 por ciento, a 1.229,40 dólares la onza, llevando el alza semanal al 2,1 por ciento. Los precios rondaron justo por debajo del máximo de sesión del jueves, cuando el metal precioso tocó los 1.233,13 dólares la onza, su nivel más alto desde el 6 de marzo.

* Los precios subieron un 2,3 por ciento el miércoles y el jueves después del comunicado de la Fed.

* En tanto, los futuros del oro en Estados Unidos subieron un 0,3 por ciento y cerraron a 1.230,20 dólares la onza.

* "Hay un impulso, ya que la gente está empezando a mirar de nuevo hasta dónde puede hacer subir al oro", dijo Georgette Boele, de ABN AMRO. El dólar tocó un techo y caerá en el corto plazo, agregó la analista.

* Los inversores están pendientes de la reunión de líderes de Finanzas del G-20 en Alemania este fin de semana, donde cualquier intento por parte del Gobierno de Estados Unidos por buscar políticas proteccionistas podría alimentar la demanda por oro, visto como refugio.

* En cuanto a otros metales preciosos, la plata subió un 0,5 por ciento, a 17,37 dólares la onza. El platino ganó un 0,3 por ciento, a 956,20 dólares, y el paladio escaló un 1,7 por ciento, a 776,90 dólares, tras haber trepado a 779,30 dólares, su cota más elevada desde el 1 de marzo.

(Reporte adicional de Nallur Sethuraman en Bangalore; editado en español por Patricio Abusleme y Carlos Serrano)