Mineros de Escondida Chile empacan sus cosas y desarman campamento tras fin de histórica huelga

viernes 24 de marzo de 2017 12:50 GYT
 

Por Felipe Iturrieta

MINA ESCONDIDA, Chile (Reuters) - Mientras desarma la carpa en la que durmió durante las frías noches desérticas durante la extensa huelga en la mina Escondida, en Chile, el operario de abastecimiento Luis Varas se muestra satisfecho de retornar a su rutina.

"Estamos contentos de volver a casa, a estar con nuestras familias, terminamos esto y ahora a empezar una nueva etapa", comentó el trabajador con más de 20 años en la compañía.

Junto con Luis, cientos de operarios del sindicato comenzaban el viernes a empacar sus pertenencias desde el improvisado campamento que por 43 días fue su hogar a las afueras del mayor yacimiento mundial de cobre, en el Desierto de Atacama.

Sin lograr un acuerdo, el gremio se acogió a una fórmula legal para extender su último contrato por 18 meses y pidió a sus afiliados retirarse de las puertas de la mina operada por BHP Billiton, a donde regresarán luego para retomar labores.

"Ha sido cansador, las duchas fueron todas frías y obviamente se extrañan las comodidades de las casas, pero igual aquí estuvimos, firmes", dijo a Reuters el operario, mientras sacudía del polvo la tienda que compartió con otros compañeros.

La decisión del sindicato de más de 2.500 trabajadores les permitirá mantener beneficios, además de asegurar que los trabajadores nuevos recibirán las mismas condiciones a futuro, algo que la empresa había resistido pero que los mineros consideraban crucial para conservar el poder del gremio.

Sin embargo, los operarios tuvieron que resignarse a no recibir reajuste de salario ni tampoco un bono de término de negociación que, según la última oferta de la empresa, sería de unos 17.000 dólares.

"El bono te lo puedes gastar en unos días, pero habemos algunos que arrastramos problemas de la salud (...), ese beneficio es mucho más importante y no se perdió", dice Jorge Salinas, quien realiza mantenimiento de equipos de alto tonelaje.   Continuación...

 
IMAGEN DE ARCHIVO: Una vista del campamento de los trabajadores de Escondida, en Antofagasta, Chile. 31 de marzo 2008. Mientras desarma la carpa en la que durmió durante las frías noches desérticas durante la extensa huelga en la mina Escondida, en Chile, el operario de abastecimiento Luis Varas se muestra satisfecho de retornar a su rutina. REUTERS/Ivan Alvarado/File Photo