CRU/CESCO-ENTREVISTA-Chilena Antofagasta espera negociación laboral satisfactoria en mina Zaldívar

martes 4 de abril de 2017 08:48 GYT
 

Por Fabián Andrés Cambero y Barbara Lewis

SANTIAGO (Reuters) - La minera chilena Antofagasta espera que en las próximas negociaciones laborales del yacimiento Zaldívar pueda lograrse un acuerdo conveniente y evitar una huelga como la que afectó recientemente a la gigante Escondida.

En una entrevista con Reuters, el presidente de Antofagasta plc, Iván Arriagada, dijo que algunas de las incertidumbres generadas por una reforma laboral en Chile, como los servicios mínimos en caso de huelga, estaban ya resueltas con el gremio.

"Tenemos una agenda que hemos trabajado conjuntamente a lo largo del año y por lo tanto pensamos que debemos tener las condiciones para tener una negociación que produzca un resultado que sea satisfactorio para ambas partes", señaló en una entrevista en el marco del Foro Mundial del Cobre CRU/CESCO.

"No podemos garantizar que no tendremos una huelga, pero somos positivos (...). Una huelga prolongada no es algo que tenga ganadores", agregó.

Antofagasta opera Zaldívar tras adquirir el 50 por ciento a Barrick.

El sindicato de Zaldívar tienen el mismo asesor jurídico que el de Escondida, cuya áspera huelga de 43 días terminó el mes pasado con una inédita extensión de contrato que dejó una amarga sensación en el sector, pero Arriagada consideró que no se puede extrapolar la experiencia a otras minas.

Arriagada ve que pese a que este año el mercado va a estar mayormente equilibrado, pero puede pasar a un leve déficit este año.

"Nuestra perspectiva es más favorable y la estrechez en el equilibrio entre la oferta y la demanda, que se esperaba hacia el 2019-2020, vemos que se presentará el próximo año", afirmó.   Continuación...

 
Una imagen desde la parte alta de la mina Zaldivar, Antofagasta, Chile. 15 abril 2013.   La minera chilena Antofagasta espera que en las próximas negociaciones laborales del yacimiento Zaldívar pueda lograrse un acuerdo conveniente y evitar una huelga como la que afectó recientemente a la gigante Escondida.REUTERS/Julie Gordon