Empresas de EEUU quieren acción, no una guerra comercial en la cumbre Trump-Xi

martes 4 de abril de 2017 13:48 GYT
 

Por Michael Martina y Diane Bartz

PEKÍN/WASHINGTON (Reuters) - Aunque les preocupa la perspectiva de una guerra comercial, las empresas estadounidenses que operan en China quieren que el presidente Donald Trump logre algunas concesiones de acceso a ese mercado cuando se reúna esta semana con el líder del gigante asiático, Xi Jingping.

Trump advirtió en un tuit la semana pasada que la cumbre que se celebrará el jueves y viernes en su complejo turístico Mar-a-Lago será "muy difícil" y que "las compañías estadounidenses deben estar preparadas para buscar otras alternativas".

El mandatario ha dicho que quiere que las firmas de su país dejen de invertir en China y que, en su lugar, creen empleos a nivel local. También acusó a Pekín de manipular su divisa para impulsar las exportaciones.

Críticos en la industria estadounidense acusan a China de dar subsidios gubernamentales injustos a sus empresas e inundar el mercado con productos baratos que van desde el acero a los paneles solares, mientras restringen la inversión foránea en amplias áreas de la segunda mayor economía mundial.

Pero también les preocupa que las políticas de Trump sobre China no están muy claras, que no hay formado aún por completo su equipo comercial y que pueda ser objeto de un "gran regateo" que implique otros asuntos como Corea del Norte.

Trump acudirá al encuentro sin muchos asesores clave, como su elección para negociador comercial, Robert Lighthizer, que debe ser confirmado aún por el Congreso. Su nominado como embajador en China, Iowa Terry Branstad, tampoco está aprobado, y varios puestos en el Departamento de Estado relacionados con la política asiática siguen sin estar cubiertos.

"Con esto en mente, es difícil imaginar que habrá muchos logros concretos en esta cumbre, o incluso si hubo alguna discusión significativa previa entre las agencias acerca de la estrategia", dijo Randal Phillips, directivo del Mintz Group para Asia y ex representante jefe de la CIA en China.

  Continuación...

 
Imagen compuesta del presidente de China, Xi Jinping (a la izquierda en la imagen) y de su par estadounidense, Donald Trump. Aunque les preocupa la perspectiva de una guerra comercial, las empresas estadounidenses que operan en China quieren que el presidente Donald Trump logre algunas concesiones de acceso a ese mercado cuando se reúna esta semana con el líder del gigante asiático, Xi Jingping.
 REUTERS/Toby Melville/Mike Segar/File Photos