Pese a alianza, firma naviera rusa incauta crudo venezolano en el Caribe

martes 18 de abril de 2017 09:37 GYT
 

Por Brian Ellsworth y Marianna Parraga

SSAN EUSTAQUIO/HOUSTON (Reuters) - En octubre, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) envió un tanquero petrolero al Caribe con la expectativa de que su carga recaudara unos 20 millones de dólares, dinero que el país que atraviesa una aguda crisis económica necesita sin demoras para importar alimentos y medicamentos escasos.

Pero en lugar de descargar, los propietarios del buque Aframax NS Columbus -que forma parte de la flota del conglomerado estatal ruso Sovcomflot- incautaron el crudo alegando que PDVSA les debía 30 millones de dólares.

La estrecha cooperación entre Venezuela y Rusia no impidió que Sovcomflot demandara a PDVSA en Sint Maarten, la parte holandesa de una pequeña isla de San Martín en el extremo nororiental del mar Caribe.

"Los propietarios de los buques (...) impusieron el embargo en la mencionada carga petrolera", se lee en la decisión tomada en marzo por un tribunal de la isla. "Tienen reclamos por facturas no pagadas por PDVSA, relacionadas con el alquiler de sus barcos".

Cinco meses después de cruzar el Caribe, el petrolero descargó el crudo en un terminal de almacenamiento en San Eustaquio, una isla al sur de Sint Maarten, famosa por su historia colonial, el buceo y las cabras salvajes.

Pero PDVSA, que lucha para pagar sus cuentas, también debe millones de dólares a varios terminales en el Caribe, incluyendo el de San Eustaquio, propiedad de la firma estadounidense NuStar Energy, según un ejecutivo de PDVSA y una fuente en una de las instalaciones.

La disputa con Sovcomflot, que se ventila en el Tribunal del Almirantazgo de Reino Unido, destaca cómo las compañías navieras se están volviendo cada vez más agresivas en el cobro de deudas a PDVSA.

También muestra que a aliados políticos como Rusia se les está agotando la paciencia ante la pila de facturas impagas de Venezuela, cuyos tanqueros obsoletos y endeudados luchan por exportar petróleo y suministrar al mercado interno.   Continuación...

 
El logo corporativo de PDVSA es visto en Caracas, Venezuela. 12 de abril 2017. En octubre, la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) envió un tanquero petrolero al Caribe con la expectativa de que su carga recaudara unos 20 millones de dólares, dinero que el país que atraviesa una aguda crisis económica necesita sin demoras para importar alimentos y medicamentos escasos. REUTERS/Marco Bello