FMI deja casi sin cambios previsiones México y Brasil, baja cálculo PIB otros países de América Latina

martes 18 de abril de 2017 15:15 GYT
 

(Grafico de previsiones del FMI: reut.rs/2oKfJFl)

Por Gabriel Burin

(Reuters) - El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo el martes casi sin cambios sus previsiones para las economías de México y Brasil en 2017 y el próximo año pero recortó los cálculos de otros países, planteando un escenario más débil para la región, con una inflación mayor a 2.000 por ciento en Venezuela.

Las proyecciones actualizadas del Fondo, incorporadas en la nueva edición del reporte Perspectivas de la Economía Mundial, sólo rebajaron marginalmente -en 0,1 por ciento para este año y 2018- las estimaciones para toda América Latina y el Caribe que había dado el FMI en enero.

Sobre México, el organismo con sede en Washington reiteró su panorama cauto de enero, citando el "empañamiento de las perspectivas de inversión y consumo de cara a condiciones financieras menos halagüeñas y más incertidumbre en torno a las relaciones comerciales con Estados Unidos".

El FMI señaló que esos factores contrarrestaban el impacto positivo de la mejora de las perspectivas de Estados Unidos y la depreciación del peso mexicano. Pero en una nota optimista, el reporte agregó que las reformas que impulsa el presidente Enrique Peña Nieto estimularían la expansión.

Para Brasil, el Fondo elevó levemente su proyección de crecimiento en 2018 a 1,7 por ciento, desde el 1,5 por ciento estimado hace tres meses. Como factores detrás del avance, citó "una menor incertidumbre política, la distensión de la política monetaria y el avance del programa de reforma" del presidente Michel Temer.

REDUCCIÓN DEL DÉFICIT FISCAL   Continuación...

 
El logo del Fondo Monetario Internacional es visto en Washington, Estados Unidos. 09/10/2016. El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo el martes casi sin cambios sus previsiones para las economías de México y Brasil en 2017 y el próximo año pero recortó los cálculos de otros países, planteando un escenario más débil para la región, con una inflación mayor a 2.000 por ciento en Venezuela.      REUTERS/Yuri Gripas