Sony prevé aumento de ganancias a máximo de 20 años por mayor demanda de microprocesadores

viernes 28 de abril de 2017 08:23 GYT
 

Por Makiko Yamazaki

TOKIO (Reuters) - Sony Corp dijo el viernes que espera que sus ganancias anuales escalen un 73 por ciento, hasta cerca de máximos de dos décadas, gracias a la recuperación de su unidad de sensores de imagen de los efectos de un sismo, mientras los fabricantes de teléfonos comienzan a encargar audífonos de última generación.

La compañía japonesa proyectó 500.000 millones de yenes (4.500 millones de dólares) en ganancias operativas para el año que finaliza en marzo, una cifra un poco menor a las estimaciones de analistas compiladas en un sondeo de Thomsom Reuters.

De alcanzar la meta, las ganancias serían las mayores desde el máximo de 526.000 millones de yenes reportados en el año que finalizó en marzo de 1998, cuando las fuertes ventas de productos electrónicos al consumidor se combinó con la popularidad de la consola de juegos PlayStation y la llegada a los cines de la exitosa película "Men in Black".

El regreso a la era dorada de Sony se produciría luego de una importante reestructuración llevada adelante por el presidente ejecutivo Kazuo Hirai, que incluyó la salida del negocio de computadoras móviles y una reducción de la unidad de televisores.

Los sensores de imagen han surgido como el mayor aporte al crecimiento de las ganancias, ya que una fábrica dañada por terremotos hace un año regresó a sus operaciones habituales justo cuando los fabricantes de teléfonos avanzados empiezan a requerir este tipo de dispositivos en sus auriculares.

La compañía también espera que su segmento de películas, que atraviesa por un plan de reestructuración, vuelva a presentar utilidades luego de una amortización de 1.000 millones de dólares el año pasado.

(1 dólar = 111,1600 yenes)

(Reporte de Makiko Yamazaki. Editado en español por Marion Giraldo)

 
Sony Corp's logo is seen on its Crystal LED Integrated Structure (CLEDIS) display at its headquarters in Tokyo, Japan, February 2, 2017.  REUTERS/Kim Kyung-Hoon