Chile coloca bonos soberanos por 2.300 mln dlr con bajas tasas y fuerte demanda

martes 13 de junio de 2017 18:42 GYT
 

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - Chile colocó el martes deuda soberana en los mercados internacionales por unos 2.300 millones de dólares, mediante la reapertura de una emisión en euros, la oferta de un nuevo bono de la divisa estadounidense a 30 años plazo y la recompra de bonos.

En una primera operación, el Gobierno chileno realizó la reapertura de un bono por 700 millones de euros, con un rendimiento del 1,534 por ciento y una demanda que superó en dos veces la oferta.

Posteriormente, el gobierno ofreció deuda por 1.243 millones de dólares, con un retorno del 3,869 por ciento. La demanda representó 5,5 veces la cantidad ofertada.

En medio de un constante monitoreo, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, dijo que se aprovechó este momento de baja incertidumbre en los mercados internacionales y fuerte apetito percibido para emisores de países como Chile.

El país sudamericano, que debe enfrentar compromisos en materia social en medio de un débil crecimiento, consiguió en los papeles en dólares un nivel de 100 puntos base sobre los títulos de referencia del Tesoro de Estados Unidos.

Para la reapertura del bono en euros, en tanto, obtuvo una tasa mid swap más 50 puntos base para los papeles con vencimiento al 2030.

"Pese a las condiciones económicas de bajo crecimiento de la economía chilena, los spread (diferenciales) de Chile se ubican en niveles muy favorables para nuestro país", dijo Valdés.

Adicionalmente, el gobierno realizó un intercambio de bonos en dólares, recomprando deuda emitida en años anteriores por un monto aproximado de 290 millones de dólares.   Continuación...

 
Imagen de archivo del ministro de Hacienda de Chile, Rodrigo Valdés, Chile Abril 4, 2017. Chile colocó el martes deuda soberana en los mercados internacionales por unos 2.300 millones de dólares, mediante la reapertura de una emisión en euros, la oferta de un nuevo bono de la divisa estadounidense a 30 años plazo y la recompra de bonos. REUTERS/Rodrigo Garrido