23 de junio de 2017 / 12:55 / hace 2 meses

Escasez bonos alemanes es factor clave en debate sobre extensión programa compra activos BCE: fuentes

En la imagen, la sede del BCE en Fráncfort, Alemania. 29 de julio de 2016. La creciente escasez de bonos soberanos alemanes dificulta la extensión del esquema de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE) y será un factor clave que tendrán que analizar los funcionarios para decidir si amplían o ponen fin al programa, dijeron tres fuentes a Reuters.Ralph Orlowski

FRÁCFORT (Reuters) - La creciente escasez de bonos soberanos alemanes dificulta la extensión del esquema de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE) y será un factor clave que tendrán que analizar los funcionarios para decidir si amplían o ponen fin al programa, dijeron tres fuentes a Reuters.

La deuda del Gobierno germano disponible para que adquiera el BCE se acabará -como mucho- a mediados del 2018, por lo que una extensión significativa requeriría rediseñar el programa, una cuestión polémica ya que el crecimiento y la inflación de la zona euro avanzan lentamente en la dirección correcta, dijeron las fuentes con conocimiento directo del debate.

El esquema de compra de bonos de 2,3 billones de euros (2,6 billones de dólares), diseñado para reactivar la inflación, tiene vigencia hasta fin de año, pero aunque se le ponga fin se hará mediante una reducción progresiva que durará algunos meses.

El problema es que la normativa autoimpuesta por el BCE hace que sólo pueda comprar hasta un tercio de la deuda de cada uno de los 19 países que integran la zona euro y, debido al relativo bajo nivel de endeudamiento alemán, sólo faltan unos meses para que se alcance ese límite.

"Sencillamente no veo dónde podríamos encontrar suficientes bonos alemanes para mantener este programa en marcha más allá de mediados del 2018, como mucho", dijo una de las fuentes, que pidió no ser identificada. "Si se quiere extender (el plan), se tendrán que reconsiderar los parámetros y eso es difícil cuando todo va en la dirección correcta", agregó.

"Este será un factor importante en nuestra decisión sobre el futuro del programa", precisó la fuente. Si bien el BCE ha dicho que el programa en sí es flexible, los comentarios sugieren que una maniobra de este tipo tiene limitaciones claras y complicaría al Consejo de Gobierno de la entidad.

El BCE no ha puesto un plazo para decidir sobre la extensión o el fin del esquema, pero se espera que lo defina en su encuentro del 7 de septiembre o el del 26 de octubre, para darle a los mercados varios meses para prepararse. La entidad se negó a realizar comentarios.

Según estimaciones de analistas bancarios, el BCE se quedaría sin deuda soberana de Alemania disponible para comprar en algún momento entre fin de este año y mediados del próximo, comparado con 16 meses en el caso de los bonos franceses y 25 meses en el de los títulos del Gobierno italiano.

El BCE podría sustituir la deuda alemana con bonos de instituciones supranacionales o municipales, pero esos mercados carecen del tipo de liquidez para los volúmenes necesarios, explicaron las fuentes.

La polémica central es si la lenta aceleración de la inflación justificaría un rediseño del programa, que podría abrir debates legales y generar una feroz oposición de los países más conservadores, incluido Alemania, la mayor economía del bloque y sede del BCE.

Reporte adicional de Dhara Ranasinghe en Londres; Editado en español por Ana Laura Mitidieri

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below