29 de junio de 2017 / 15:47 / hace 3 meses

Fuerte inflación en Alemania y España dan motivos para reflexionar al BCE

Personas caminan por el centro comercial de Berlín, Alemania. 24 de septiembre 2014. Los precios al consumidor en Alemania y España subieron más de lo esperado en junio, dando al Banco Central Europeo motivos para reflexionar en un momento en que la inflación de la zona euro se acerca a su objetivo y los mercados dan por descontado un giro hacia el ajuste de la política monetaria. REUTERS/Thomas Peter/File Photo

BERLÍN/MADRID (Reuters) - Los precios al consumidor en Alemania y España subieron más de lo esperado en junio, dando al Banco Central Europeo motivos para reflexionar en un momento en que la inflación de la zona euro se acerca a su objetivo y los mercados dan por descontado un giro hacia el ajuste de la política monetaria.

Los datos de inflación fueron conocidos el jueves, poco después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, sugiriera que el programa de compra de activos de la entidad se volvería menos expansivo en camino a 2018, ya que el crecimiento regional ha ganado ritmo y las tendencias inflacionarias regresaron tras un periodo de caída de precios.

Los precios al consumidor en Alemania, armonizados para comparase con otros países europeos, se situaron en el 1,5 por ciento en el año, tras un alza hasta el 1,4 por ciento el mes previo, según la Oficina Federal de Estadísticas. En el mes, los precios subieron un 0,2 por ciento.

Ambas cifras fueron más sólidas de lo esperado, ya que un sondeo de Reuters apuntaba a un incremento del 1,3 por ciento en el año y una lectura sin cambios en el mes.

En España, los precios al consumidor armonizados con la UE avanzaron hasta el 1,6 por ciento interanual en junio, según reportó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Expertos consultados en un sondeo de Reuters esperaban un 1,5 por ciento y la lectura previa fue del 2 por ciento.

El programa de compra de activos del BCE por valor de 2,3 billones de dólares está programado hasta fines de año y la entidad deberá decidir en el tercer trimestre si extiende o reduce las compras, reconciliando una aparente contradicción entre un crecimiento saludable y una inflación aún modesta.

La zona euro publicará datos preliminares sobre inflación el viernes. Las estimaciones de los sondeos de Reuters prevén una tasa anual del 1,2 por ciento.

La inflación lleva más de cuatro años por debajo del objetivo del BCE de casi el 2 por ciento, pero Draghi insinuó una voluntad de revisar algunos de los factores que mantienen bajo el crecimiento de los precios, sobre todo en la energía.

Editado en español por Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below