Estadounidenses gastan más en agosto, pero el mercado de vivienda se debilita

lunes 29 de septiembre de 2014 12:48 GYT
 

Por Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - El gasto del consumidor en Estados Unidos se aceleró en agosto, informó el lunes el Gobierno, en una señal positiva para una economía que parece estar funcionando casi a toda máquina.

El sector inmobiliario, no obstante, sigue siendo la excepción en este buen momento, ya que un informe separado mostró que un menor número de estadounidenses firmó en agosto contratos para comprar viviendas usadas.

Pero pese a esta señal, el aumento del gasto de los hogares durante los últimos años es la última evidencia de que las tasas de interés excepcionalmente bajas finalmente han impulsado a la economía estadounidense.

El gasto del consumidor subió un 0,5 por ciento el mes pasado tras mantenerse sin cambios en julio, dijo el Departamento de Comercio. El crecimiento de agosto estuvo justo por encima de la estimación promedio de un sondeo de Reuters entre economistas.

El economista de TD Securities en Nueva York Millan Mulraine calificó el dato como "la señal más fuerte de que el positivo impulso de la actividad interna se está manteniendo".

Incluso tras los ajustes por inflación, el gasto fue de 0,5 por ciento, lo que constituye la mayor alza desde marzo. El crecimiento en los ingresos personales, en tanto, fue de un 0,3 por ciento, en línea con las previsiones.

La fortaleza del gasto provino en parte de una disminución en la tasa de ahorro, que cayó desde un máximo en 1 año y medio registrado en julio.

En Wall Street, las acciones del sector de bienes raíces caían aún más que otros índices, en momentos que los inversores centraban su atención en los disturbios civiles en Hong Kong.   Continuación...

 
Imagen de archivo de una persona realizando compras al interior de un supermercado de la cadena WalMart en Bentonville, jun 5 2014. El gasto del consumidor en Estados Unidos se aceleró en agosto, informó el lunes el Gobierno, en una señal positiva para una economía que parece estar funcionando casi a toda máquina.   REUTERS/Rick Wilking