7 de octubre de 2014 / 18:29 / hace 3 años

Disposición del BCE para volver a usar medidas de política no implica que deba hacerlo: Weidmann

Jens Weidmann asiste a una reunión de gabinete en la cancillería en Berlín. imagen de archivo, 02 julio, 2014. El Banco Central Europeo ha avanzado hacia una "filosofía de alivio cuantitativo", pero no debería usar automáticamente las herramientas de política que le quedan, dijo el martes el miembro del consejo gobernante de la entidad Jens Weidmann.Thomas Peter

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo ha avanzado hacia una "filosofía de alivio cuantitativo", pero no debería usar automáticamente las herramientas de política que le quedan, dijo el martes el miembro del consejo gobernante de la entidad Jens Weidmann.

El BCE ha rebajado las tasas de interés hasta mínimos históricos y lanzó un nuevo paquete de estímulo por varios miles de millones de euros.

Sin embargo, hasta ahora no ha llegado a iniciar un programa de alivio cuantitativo como sí ha hecho Estados Unidos para imprimir dinero y comprar grandes volúmenes de deuda soberana.

Weidmann, presidente del Bundesbank de Alemania, se mostró preocupado de que el objetivo del BCE gastar miles de millones de euros en activos del sector privado pueda hacer que pague de más por ellos, y que le traspase riesgos desde los bancos al BCE, que finalmente llegarían a los contribuyentes.

El presidente del BCE, Mario Draghi, ha dicho que él quiere aumentar la hoja de balance del banco central hacia los niveles que tocó a comienzos de 2012 con un nuevo esquema de financiamiento y con compras de activos en el sector privado.

"Con las decisiones recientes, el enfoque de política monetaria del BCE ha cambiado: desde programas que apuntaban específicamente hacia estimular el crédito hacia una filosofía de alivio cuantitativo", dijo Weidmann a Wall Street Journal en una entrevista publicada el martes.

"Pero es riesgoso creer que la política monetaria es la única alternativa", agregó. "La política monetaria no puede resolver los problemas estructurales en el área euro y, mientras más dure la política monetaria flexible, más pueden subir los riesgos para la estabilidad".

La semana pasada, Draghi dijo que además de comprar activos en el sector privado, los miembros del Consejo de Gobierno del BCE estaban de acuerdo en su compromiso de usar otras medidas no convencionales de política, de ser necesario, para frenar la amenaza de la deflación.

Pero Weidmann dijo que la declaración del BCE "no busca implicar una voluntad de aplicar inmediatamente cualquier arma que esté en el arsenal".

El funcionario defendió también la independencia del banco central. Francia ha llamado al BCE a apoyar la economía debilitando al euro.

"Hay un riesgo de política monetaria, especialmente en el área euro, de ser hecho rehén por las políticas", dijo Weidmann.

"Las esperanzas que algunos tienen de que la depreciación del tipo de cambio restablezca consistentemente la competitividad de algunos países de la zona euro es poco realista", añadió.

Reporte de Eva Taylor y Paul Carrel, Editado en español por Janisse Huambachano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below