Un largo deterioro de Alemania podría llevar a replantear estímulos

miércoles 8 de octubre de 2014 11:41 GYT
 

Por Noah Barkin

BERLÍN (Reuters) - Lo último que necesitaría la vacilante economía europea sería una repentina baja de la actividad en Alemania, el pilar en que se apoya del bloque.

Pero un episodio de debilidad alemana podría ser precisamente lo que se necesita para convencer a la canciller Angela Merkel de que relaje la política fiscal en casa y ofrezca a Europa una dosis de estímulos que países en problemas, como Francia e Italia, están necesitando desde hace largo tiempo.

Por ahora, la principal prioridad económica del Gobierno de Merkel es cumplir con su promesa de un "schwarze Null", un presupuesto federal que esté totalmente equilibrado en 2015.

Pero si la economía alemana -que se contrajo un 0,2 por ciento en el segundo trimestre y que podría estancarse en el tercero- sigue debilitándose el próximo año, Merkel podría verse forzada a revertir el curso e incrementar la inversión pública, como ha pedido el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

"Si la única forma de lograr la meta de un presupuesto equilibrado es hacer recortes que profundizarían una recesión, será abandonada y veremos más gastos", dijo un alto funcionario alemán, quien solicitó el anonimato debido a lo delicado del asunto.

Otro funcionario cercano a Merkel dijo que "si la economía alemana se debilita sustancialmente, cambiarían las cosas".

Por ahora, el "schwarze Null" o "cero negro" parece cómodamente al alcance.

Con el desempleo aún debajo del 7 por ciento, la recaudación tributaria sigue fluyendo a los cofres federales a un ritmo récord.   Continuación...

 
Una empleada monta una rueda en un vehículo eléctrico i3 en la planta de BMW en Leipzig, Alemania, sep 18 2013. Lo último que necesitaría la vacilante economía europea sería una repentina baja de la actividad en Alemania, el pilar en que se apoya del bloque.  REUTERS/Fabrizio Bensch