Debilidad del petróleo Brent desata ola de compras en China

jueves 9 de octubre de 2014 10:14 GYT
 

Por Florence Tan y Judy Hua

SINGAPUR/PEKIN (Reuters) - Una caída del 20 por ciento en los precios globales del petróleo ha desatado el apetito por el crudo en China, uno de los mayores consumidores de energía del mundo, donde PetroChina ha adquirido más de 8 millones de barriles en poco más de una semana.

Los abundantes suministros de crudo y una desaceleración en el crecimiento económico de China y Europa han golpeado los precios del petróleo en los últimos tres meses. El referencial Brent ha tocado mínimos de más de dos años esta semana.

Pero los precios podrían haber alcanzado un punto en el que consumidores como China -el segundo mayor importador de petróleo después de Estados Unidos- encuentran atractivo comprar más crudo.

Chinaoil, una unidad de la estatal PetroChina, adquirió el equivalente a 17 embarques de 500.000 barriles cada uno de crudo ácido de Oriente Medio en apenas seis días este mes.

"En medio de la desaceleración económica de China, la única razón por la que hubo fuertes compras de petróleo ayer es que Chinaoil adquirió más reservas estratégicas para el estado a bajos precios", dijo Gordon Kwan, jefe de investigación regional de energía de Nomura.

"Esto es también para cubrirse de una potencial recuperación estacional en los precios del petróleo este invierno boreal, y antes de potenciales anuncios de recortes en la producción durante la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)", agregó.

La ola de compras también podría ser el resultado de una mayor demanda de crudo ácido, después de que la refinería de PetroChina en el sudoeste de la región de Guangxi culminó una reestructuración en su planta, dijeron operadores.

PetroChina Guangxi Petrochemical, que opera una refinería de 200.000 bpd en la ciudad costera de Qinzhou, completó un programa de modernización en agosto, que le permite procesar crudo con alto contenido de azufre.   Continuación...

 
Un trabajador examina una extractora de petróleo en un campo de PetroChina en Panjin. Imagen de archivo, 30 junio, 2014.  Una caída del 20 por ciento en los precios globales del petróleo ha desatado el apetito por el crudo en China, uno de los mayores consumidores de energía del mundo, donde PetroChina ha adquirido más de 8 millones de barriles en poco más de una semana.   REUTERS/Sheng Li