Analista de Bank of America que pronosticó baja del petróleo ahora ve un piso

lunes 13 de octubre de 2014 11:33 GYT
 

Por Jessica Resnick-Ault

NUEVA YORK (Reuters) - Cuando militantes iraquíes avanzaban hacia Bagdad con fusiles M-1 y tanques robados en junio, la mayoría de los inversores y operadores en los inquietos mercados petroleros creyeron que los precios del petróleo subirían aún más.

Si bien los precios llegaron a 115 dólares por barril a mediados de junio había claros indicios de la caída que ha impactado a los mercados en las últimas semanas, dijo Francisco Blanch, un analista de Bank of America quien pronosticó que los precios se moderarían en el cuarto trimestre.

Blanch dijo a Reuters en una entrevista que las gráficas de precios a futuros y señales de líderes de Arabia Saudita de que están cómodos con precios más bajos apuntan a una creciente oferta y a una baja de los precios.

Aún así, incluso Blanch -quien ha sido uno de los analistas más pesimistas este año- se ha sorprendido por la magnitud de la reciente caída, que ha recortado más de un 20 por ciento del precio del petróleo desde comienzos de septiembre.

Ahora, Blanch prevé que el Brent se estabilice en las próximas semanas, pero ve un potencial de más caídas para el petróleo en Estados Unidos, conocido como West Texas Intermediate, o WTI.

Los diferenciales del Brent a futuro -la diferencia entre los precios cercanos y futuros- muestran un panorama de creciente estabilidad, sostuvo Blanch.

"Los diferenciales al segundo y tercer mes en el Brent en Nueva York son menores de lo que eran hace dos o tres semanas. Creo que podemos ir un poco más bajo para el Brent", opinó.

El pronóstico de Blanch a mediados de año había contrastado con un mercado cada vez más optimista, cuando el 16 de junio el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, advirtió de ataques aéreos en Irak.   Continuación...

 
El logo de Bank of America visto en un edificio en Los Ángeles, California. Imagen de archivo, 15 enero, 2014.  Cuando militantes iraquíes avanzaban hacia Bagdad con fusiles M-1 y tanques robados en junio, la mayoría de los inversores y operadores en los inquietos mercados petroleros creyeron que los precios del petróleo subirían aún más. REUTERS/Mike Blake