Sauditas quieren evitar los errores del pasado frente a la nueva baja del petróleo

martes 14 de octubre de 2014 15:21 GYT
 

Por Rania El Gamal

DUBAI (Reuters) - Aún atormentado por su fallido intento de evitar una caída brusca de los precios del petróleo con un enorme recorte de la producción en la década de 1980, Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo del mundo, está determinado a no cometer el mismo error.

La abundancia de petróleo de la década de 1980, en los primeros días del mercado moderno de crudo, es un recuerdo lejano para la mayoría de los operadores, pero ha resurgido recientemente en conversaciones con funcionarios saudíes y analistas veteranos, que lo consideran como el momento decisivo detrás de la estrategia del reino para proteger su participación de mercado en el mediano plazo.

Si bien la reciente baja del crudo, de un 25 por ciento a menos de 90 dólares por barril, sigue siendo modesta cuando se la compara con el desplome de la década de 1980, en el que el crudo se desplomó desde 35 dólares a menos de 10 dólares por barril, muchos observadores ven similitudes en un mercado mundial que está por pasar de una era de escasez a una de abundancia.

Hace tres décadas, la subida de los precios provocada por el embargo de petróleo árabe de 1973 y por la revolución en Irán en 1979 afectaron la demanda global por el petróleo, mientras que el descubrimiento de petróleo en el Mar del Norte trajo un nuevo flujo de crudo que no provenía de la OPEP.

Con la inundación de petróleo que había en los mercados mundiales, Arabia Saudita se embarcó en una estrategia de defensa de los precios, que en ese momento fue decidida en mayor medida por los exportadores que por el incipiente mercado de futuros.

El reino recortó su propia producción desde más de 10 millones de barriles por día (bpd) en 1980 a menos de 2,5 millones de bpd para 1985.

Sin embargo, otros productores no lo imitaron, tanto dentro como fuera de la Organización de Países Exportadores de Petróleo como nuevas potencias petroleras como Gran Bretaña y Noruega.

Los precios bajaron a mínimos de varios años, lo que llevó a 16 años de déficits presupuestarios en Arabia Saudita que dejaron al país profundamente endeudado.   Continuación...

 
Imagen de archivo de una serie de autos en una gasolinera de Dubái, jun 11 2012. Aún atormentado por su fallido intento de evitar una caída brusca de los precios del petróleo con un enorme recorte de la producción en la década de 1980, Arabia Saudita, el mayor exportador de crudo del mundo, está determinado a no cometer el mismo error.  REUTERS/Ghazal Watfa