Tasa de desempleo Gran Bretaña vuelve a caer, recuperación muestra señales de enfriamiento

miércoles 15 de octubre de 2014 08:47 GYT
 

Por William Schomberg y William James

LONDRES (Reuters) - La sólida recuperación del mercado laboral en Gran Bretaña está mostrando señales de enfriamiento, pese a que la tasa de desempleo cayó nuevamente más de lo esperado en los tres meses a agosto.

La creación de empleo alcanzó su menor nivel desde la primavera boreal del año pasado y hubo una fuerte desaceleración en el ritmo en el que disminuyó el número de personas que solicitan subsidios por desempleo.

Los ingresos de los trabajadores no lograron mantener el ritmo de la inflación, mostraron datos de la Oficina Nacional de Estadísticas el miércoles, manteniendo los decrecientes estándares de vida en la agenda política británica antes de las próximas elecciones nacionales de mayo.

La fortaleza de la recuperación económica británica desde mediados del 2013 y su éxito en reducir el desempleo hizo tropezar a los inversores y al Banco de Inglaterra el año pasado.

La tasa de desempleo cayó de nuevo a un 6,0 por ciento entre junio y agosto, el menor nivel desde los tres meses a octubre del 2008, dijo la oficina.

La cifra estuvo por debajo de un pronóstico de un 6,1 por ciento en un sondeo de Reuters y de un 6,2 por ciento el mes anterior.

El Banco de Inglaterra está buscando señales de un repunte en los costos laborales a medida que considera cuándo empezar a elevar las tasas de interés.

Es improbable que las cifras del miércoles alteren la forma de pensar de la mayoría de sus miembros que han votado por mantener sin cambios las tasas, especialmente tras una fuerte desaceleración de la inflación británica en meses recientes.   Continuación...

 
Un estudiante asiste a una feria laboral en una universidad en Londres. Imagen de archivo, 11 septiembre, 2013. La sólida recuperación del mercado laboral en Gran Bretaña está mostrando señales de enfriamiento, pese a que la tasa de desempleo cayó nuevamente más de lo esperado en los tres meses a agosto.    REUTERS/Luke MacGregor