Ventas minoristas y precios al productor EEUU arrojan señales de cautela sobre la economía

miércoles 15 de octubre de 2014 11:50 GYT
 

Por Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - Las ventas minorítas y los precios pagados por los productores en Estados Unidos cayeron en septiembre, dos señales preocupantes que apuntan a que la demanda del consumidor podría estar flaqueando mientras la inflación no logra ganar impulso.

Los dos informes publicados el miércoles podrían profundizar las preocupaciones en la Reserva Federal de Estados Unidos acerca de si la economía está lista para absorber un alza de las tasas de interés que, se planea, comenzará a mediados del próximo año.

Las ventas minoristas totales, que representan cerca de un tercio del gasto del consumidor, cayeron un 0,3 por ciento en el mes, dijo el Departamento de Comercio.

Los analistas ya habían esperado una caída ante un enfriamiento en la producción automotriz y luego de que los precios del crudo cayeran agudamente en los últimos meses por señales de una desaceleración del crecimiento económico global.

Lo que sí fue una sorpresa fue una caída en las denominadas ventas subyacentes, que excluyen los rubros de autos, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos, y se corresponden de manera más estrecha con el componente del gasto del consumidor en los cálculos del producto interno bruto.

Economistas consultados por Reuters esperaban un aumento. En lugar de ello, cayeron un 0,2 por ciento en septiembre.

"Los consumidores se han vuelto más cautos", dijo Ted Wieseman, un economista de Morgan Stanley en Nueva York.

Los precios de las acciones de Estados Unidos cayeron tras divulgarse los datos, extendiendo caídas registradas más temprano a raíz de las preocupaciones sobre la economía global.   Continuación...

 
Unas personas realizando compras en un supermercado de la cadena WalMart en Bentonville, EEUU, jun 5 2014. Las ventas minoriítas y los precios pagados por los productores en Estados Unidos cayeron en septiembre, dos señales preocupantes que apuntan a que la demanda del consumidor podría estar flaqueando mientras la inflación no logra ganar impulso.   REUTERS/Rick Wilking