Mexicana Cemex descarta comprar activos de Holcim-Lafarge

jueves 23 de octubre de 2014 18:04 GYT
 

Por Gabriela López

MONTERREY México (Reuters) - La mexicana Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, descartó el jueves que vaya a presentar una oferta de compra por activos disponibles de sus rivales europeas Holcim y Lafarge, luego de reportar menores pérdidas netas y mejores ventas en el tercer trimestre.

El anuncio impulsó las acciones de Cemex, que cerraron con una ganancia del 3.18 por ciento, a 16.22 pesos, al eliminar preocupaciones de inversionistas ante la posibilidad de que la compañía pudiera requerir de deuda para llevar a cabo las adquisiciones.

"No necesitamos adquisiciones para darle valor a nuestros accionistas", dijo el director general de Cemex, Fernando González, en una conferencia con analistas, a pregunta expresa sobre el tema.

Varias fuentes dijeron a Reuters que Cemex había hecho equipo con la irlandesa CRH para explorar una propuesta y adquirir los activos que Lafarge y Holcim deben vender para que reguladores de competencia autoricen su fusión.

González reiteró que la meta de la compañía es alcanzar un EBITDA (ganancia antes de intereses, impuestos depreciación y amortización) de 4,700 millones de dólares en el 2016 o principios del 2017, desde los 2,643 millones de dólares del 2013, en busca de recuperar el terreno cedido en su calificación crediticia.

Cemex perdió el grado de inversión que asignan las agencias tras comprar en el 2007 a la australiana Rinker, en una operación que triplicó su deuda justo en los albores de la crisis hipotecaria en Estados Unidos, lo que a su vez derrumbó la demanda internacional de cemento.

RECORTA PERDIDAS, PERO MENOS DE LO ESPERADO   Continuación...

 
Un trabajador pase frente a un camión de cemento Cemex en la planta del pueblo de Hidalgo. Imagen de archivo, 13 julio, 2007. La mexicana Cemex, una de las mayores cementeras del mundo, dijo el jueves que no buscará comprar activos que estén en venta por una planeada fusión entre sus rivales europeas Holcim y Lafarge, luego de reportar menores pérdidas netas y mejores ventas en el tercer trimestre. REUTERS/Tomas Bravo