Derrumbe de precio de soja golpeará a agricultores de Argentina y finanzas del Gobierno

viernes 24 de octubre de 2014 11:07 GYT
 

Por Maximiliano Rizzi

BUENOS AIRES (Reuters) - El derrumbe de los precios de soja causaría pérdidas por hasta 2.700 millones de dólares este año en el sector agrícola de Argentina, lo que presionará aún más las ajustadas reservas internacionales que el país usa para pagar deuda y mantener la economía en funcionamiento.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja y el tercero del poroto, cuyas ventas representan una de las principales fuentes de divisas para el país, donde las firmas exportadoras deben liquidar sus dólares a través del Banco Central.

Desde hace meses, los productores del país austral están vendiendo a cuentagotas sus granos del ciclo 2013/14 para protegerse de las turbulencias locales, en medio de una altísima inflación y ante una posible nueva devaluación de la moneda.

"El ritmo de ventas de granos durante esta campaña es el más bajo en años", dijo a Reuters Natalia Colombo, economista de la corredora de granos BLD, una de las más importantes de Rosario, donde se ubica la mayor plaza agrícola del país.

Los agricultores de Argentina terminaron de recolectar en julio una cosecha récord de 53,4 millones de toneladas, pero -al igual en los últimos años- muchos prefieren quedarse con sus granos antes que venderlos por pesos cuyo valor es corroído por una inflación que algunos analistas privados estiman cercana al 40 por ciento anual.

Ante este panorama, el Gobierno está presionando a los agricultores para que vendan unos 23 millones de toneladas de la oleaginosa del ciclo 13/14 que el Ministerio de Agricultura calcula que siguen en su poder, con el fin de incrementar las reservas del Banco Central.

De acuerdo con el precio oficial de exportación en Argentina -que cayó cerca de un 20 por ciento desde julio- los agricultores tienen acopiada soja por unos 9.700 millones de dólares, por debajo de los 12.400 millones en que estaban valuados los 23 millones de toneladas al inicio de julio.

Los futuros de la soja en el mercado de Chicago cayeron casi un 35 por ciento desde mediados de año, arrastrando también a los precios locales, lo que empujó a los productores argentinos a limitar aún más sus ventas.   Continuación...

 
Granos de soja son descargados en un camión en un campo en la ciudad de Chacabuco. Imagen de archivo, 24 abril, 2013. El derrumbe de los precios de soja causaría pérdidas por hasta 2.700 millones de dólares este año en el sector agrícola de Argentina, lo que presionará aún más las ajustadas reservas internacionales que el país usa para pagar deuda y mantener la economía en funcionamiento. REUTERS/Enrique Marcarian