BCE sigue abierto a alivio cuantitativo, pese a dudas sobre impacto

domingo 9 de noviembre de 2014 17:35 GYT
 

Por Eva Taylor y Paul Taylor

FRÁNCFORT/PARÍS (Reuters) - El estímulo gota a gota que inyecta el Banco Central Europeo lo está acercando cada vez más a una compra masiva de bonos soberanos con dinero fresco, pero este último recurso podría no ser la fórmula mágica que los mercados están esperando.

Tras un encuentro de política monetaria el pasado jueves, el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo que se esta preparando el terreno para la implementación de "mayores medidas por si es necesario implementarlas".[nL1N0SW18Z]

Fuentes cercanas al BCE han dicho a Reuters que el plan actual de comprar activos del sector privado podría ser insuficiente y es probable que crezca la presión para medidas más audaces a principios del próximo año, en principio en el mercado de bonos corporativos.

Mientras que algunos jefes de bancos centrales en principio se oponen a dar el último paso -el alivio cuantitativo- otros vacilan porque no hay garantías de que ese mecanismo revivirá la economía de la zona euro.

"El proceso lo llamamos 'pelar la cebolla del alivio cuantitativo'", dijo Andrew Bosomworth, un veterano gerente de carteras en PIMCO, el mayor fondo inversor en bonos. "Hace llorar a algunos miembros del Consejo de Gobierno del BCE", aclaró.

"El BCE está intentando todas sus herramientas para evitar la deflación, pero si fracasan, la única herramienta que quedará será el alivio cuantitativo soberano", agregó Bosomworth.

La valla que frena este último paso se mantiene alta.

Hay una minoría integrada al menos por siete miembros -que podrían ser 10- del total de 24 que componen el Consejo que al menos por ahora se opone a esa medida, dijeron a Reuters fuentes de bancos centrales.   Continuación...