Cauteloso ingreso del BCE en esquema de deuda empaquetada

jueves 20 de noviembre de 2014 11:17 GYT
 

Por John O'Donnell y Eva Taylor

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo se prepara para poner en marcha esta semana un plan para la compra de deuda empaquetada, un esquema que hizo estallar la crisis económica global.

Sin embargo, ante el escaso interés de los inversores, sus esfuerzos podrían resultar insuficientes.

Los valores respaldados por activos (ABS, por sus siglas en inglés), deuda conjunta que mezcla préstamos de alto riesgo con créditos más seguros, ganaron notoriedad cuando estallaron en Estados Unidos los préstamos hipotecarios empaquetados y diseminaron turbulencia financiera a nivel global.

Siete años después de aquella crisis y tratando de inyectar dinero a la moribunda economía de la zona euro, el BCE cree que ese tipo de deuda empaquetada podría facilitar a las compañías obtener créditos.

Según el BCE, el esquema será más seguro porque la deuda europea, ya sea en forma de créditos para la compra de autos o en tarjetas de crédito, tradicionalmente se paga y su empaquetamiento debería ser más fácil de entender.

El programa es uno de los pilares de una estrategia que el jefe del BCE, Mario Draghi, espera que incremente el tamaño de su hoja de balance en hasta un 1 billón de euros.

Pero si el esfuerzo no tiene la fuerza suficiente y no le da un impulso significativo a la economía, se va a disparar la presión para que el BCE lance un amplio alivio cuantitativo.

Los reguladores y los inversores son escépticos del plan, e incluso al interior del BCE hay pocas expectativas, según fuentes familiarizadas con el pensamiento del banco.   Continuación...

 
El logo del euro frente a la sede del Banco Central Europeo en Frankfurt. Imagen de archivo, 26 octubre, 2014. El Banco Central Europeo se prepara para poner en marcha esta semana un plan para la compra de deuda empaquetada, un esquema que hizo estallar la crisis económica global.   REUTERS/Ralph Orlowski