Rousseff designa a líder empresarial para liderar comercio en Brasil

lunes 1 de diciembre de 2014 16:35 GYT
 

BRASILIA (Reuters) - La presidenta Dilma Rousseff designó el lunes al líder empresarial Armando Monteiro como ministro de Desarrollo, Industria y Comercio de Brasil, en una nueva señal de políticas más amigables con el mercado mientras intenta restablecer la confianza de los inversores y revivir el crecimiento económico.

Monteiro, ligado a la industria y senador del norteño estado de Pernambuco, lideró desde el 2002 al 2010 a la Confederación Nacional de la Industria, el organismo más poderoso de presión empresarial en Brasil.

La designación también apunta a asegurar el apoyo del partido PTB al que pertenece Monteiro, y que respaldó al candidato opositor Aécio Neves en la segunda vuelta electoral de octubre en Brasil, que Rousseff ganó estrechamente.

Monteiro aseguró que su nombramiento apuntaba al fortalecimiento de los lazos del Gobierno con la industria privada, golpeada en los últimos años por una desaceleración de la economía y la pérdida de confianza entre los inversores hacia las políticas de Rousseff.

"Recobrar el equilibrio macroeconómico es la principal condición para recuperar la confianza y restablecer un crecimiento más vigoroso, que necesita incrementar las inversiones, exportaciones y productividad", dijo Monteiro en una conferencia de prensa.

Brasil debe buscar firmar acuerdos comerciales, como el pacto que está en negociaciones entre el bloque sudamericano Mercosur y la Unión Europea, para expandir las exportaciones y revertir los declives en las ventas de bienes manufacturados, según Monteiro.

Brasil registró su tercer déficit comercial consecutivo en noviembre, elevando la posibilidad de que el importante productor de materias primas pueda registrar este año su primer balance en rojo en más de una década.

La economía brasileña dejó atrás en el tercer trimestre una breve recesión y Rousseff enfrenta el desafío de alentar las inversiones, al tiempo que contiene el gasto para evitar el riesgo de una rebaja en la calificación crediticia soberana.

La semana pasada, Rousseff nombró a Joaquin Levy como ministro de Hacienda. Levy dijo que busca formas para reducir el gasto del Gobierno para que Brasil cumpla con sus objetivos de ahorro, una medida clave de la capacidad del país de pagar deuda.

(Reporte adicional de Alonso Soto, editado por Manuel Farías. LEA)