4 de diciembre de 2014 / 13:07 / hace 3 años

BCE considera más acciones ante oscurecimiento de panorama económico

2 MIN. DE LECTURA

Una escultura del euro frente a la sede del Banco Central Europeo en Frankfurt. Imagen de archivo, 26 octubre, 2014. El Banco Central Europeo mantuvo el jueves las tasas de interés sin cambios, en mínimos históricos, mientras considera si debe imprimir dinero para comprar deuda gubernamental para fortalecer a la economía de la zona euro.Ralph Orlowski

FRÁNCFORT (Reuters) - El Banco Central Europeo mantuvo el jueves las tasas de interés en mínimos históricos mientras enfrenta renovadas presiones para impedir un nuevo retroceso del bloque, incluyendo un llamado público de Washington para que actúe.

En la reunión, el BCE mantuvo su principal tasa de refinanciamiento, que determina el costo del crédito en la economía, en un 0,05 por ciento.

Además, mantuvo la tasa de depósitos bancarios a un día en -0,20 por ciento, lo que significa que los bancos deben pagar para guardar fondos en el BCE, y mantuvo su instrumento de crédito marginal en un 0,30 por ciento.

Con la recuperación estancada en muchos de los 18 países que comparten el euro, el presidente del BCE, Mario Draghi, presentará nuevos pronósticos de crecimiento e inflación de técnicos del banco en su conferencia de prensa de las 1330 GMT.

Es probable que ambos sean reducidos aún más.

Las crecientes preocupaciones sobre la economía de la zona euro fueron remarcadas por el influyente vicepresidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Stanley Fischer, quien dijo que la impresión de dinero ayudaría a Europa tal como ayudó a Estados Unidos.

"Si el BCE se mueve en esa dirección, tendrá efectos positivos", declaró Fischer, quien fue el mentor académico de Draghi en la universidad, a un periódico italiano.

Draghi enfrenta considerables obstáculos políticos para dar ese paso, principalmente desde una renuente Alemania.

La semana pasada, la representante alemana en el directorio ejecutivo del BCE, Sabine Lautenschlaeger, dijo que ahora no es el momento de comprar bonos gubernamentales.

Por eso, aunque el BCE extiende un plan para comprar deuda garantizada de modo que incluya bonos corporativos, es improbable que anuncie la impresión de dinero para adquirir bonos gubernamentales.

Otros grandes bancos centrales, incluyendo la Fed, al Banco de Japón y al Banco de Inglaterra, ya han usado el alivio cuantitativo para estimular sus economías.

Reporte adicional de Paul Carrel. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below