Grecia impone control de capitales mientras crisis se agudiza

domingo 28 de junio de 2015 19:47 GYT
 

Por Lefteris Papadimas y George Georgiopoulos

ATENAS (Reuters) - Grecia actuó el domingo para contener las crecientes tensiones sobre su golpeado sistema financiero, cerrando los bancos e imponiendo unos controles de capitales que plantearon la perspectiva de que el país se vea forzado a salir del euro.

Después de que las negociaciones del rescate entre el gobierno de izquierda y los prestamistas extranjeros fracasaron el fin de semana, el Banco Central Europeo congeló el vital respaldo financiero a los bancos griegos, dejando a Atenas sin otra opción que cerrar el sistema para evitar un colapso bancario.

Se prevé que los bancos estén cerrados toda la próxima semana y habrá un límite diario de 60 euros para los retiros de efectivo de los cajeros automáticos, que reabrirán el martes. Los controles de capitales probablemente duren muchos meses, como mínimo.

"Cuanto mayor sea la calma con la que lidiamos con las dificultades, más pronto podremos superarlas y más leves serán sus consecuencias", dijo, con aspecto preocupado, el primer ministro Alexis Tsipras en un mensaje televisado. Prometió que los depósitos bancarios estarán seguros y que se pagarán los salarios.

Incluso mientras Tsipras hablaba, las líneas que se formaban en las estaciones de servicio y frente a la reducida cantidad de cajeros automáticos que todavía tenían efectivo ponían de relieve la escala del desastre que enfrentan los griegos, que han soportado más de seis años de declive económico.

El fracaso en los intentos para acordar con los acreedores deja a Grecia en camino a un default de un pago de 1.600 millones de euros que tiene que hacer al Fondo Monetario Internacional el martes. Atenas debe pagar otros miles de millones de euros al Banco Central Europeo en los próximos meses.

El inminente default al FMI deja a Grecia en la senda hacia la salida del euro, con consecuencias inimaginables para el gran proyecto europeo de unir a sus naciones de manera irrompible a través de la moneda común. También implica amplias consecuencias para el sistema financiero global.

Después de meses de discusiones, los exasperados socios europeos de Grecia han culpado directamente a Tsipras por la crisis. El primer ministro de 40 años los sorprendió en las primeras horas del sábado, al rechazar las demandas de los prestamistas y convocar un referendo sobre el rescate.   Continuación...

 
Griegos hacen fila frente a los cajeros automáticos en una filial del Banco Piraeus en la isla de Creta. 
Los bancos y la bolsa de Grecia permanecerán cerrados el lunes después de que los acreedores se rehusaron a extender el rescate del país, mientras los ahorradores hacían fila para retirar dinero, llevando el enfrentamiento de Atenas con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional a un nuevo nivel. REUTERS/Stefanos Rapanis