29 de junio de 2015 / 12:54 / hace 2 años

RESUMEN- Grecia, conmocionada tras cierre de bancos y convocatoria a referendo

Pensionados que esperan afuera de una sucursal cerrada del Banco Nacional, discuten con un empleado del banco, en Heraclión, en la isla de Creta, Grecia, 29 de junio de 2015. Los griegos no tenían acceso a bancos ni a cajeros automáticos el lunes, mientras el país se hundía aún más en la crisis tras el fracaso de las negociaciones con sus acreedores para evitar un impago, en una atmósfera de rumores sobre su futuro y el de la zona euro.Stefanos Rapanis

ATENAS (Reuters) - Los griegos se encontraron el lunes con los bancos cerrados, con largas filas en los supermercados y una mayor incertidumbre luego que el fracaso de las negociaciones con sus acreedores para evitar una cesación ahondó la crisis del país.

El primer ministro griego Alexis Tsipras pidió en vano a funcionarios europeos que amplíen un programa de ayuda hasta un referendo el 5 de julio, cuando sólo faltaba un día para que se acabe el actual programa de rescate y tenga además que realizar un pago al FMI.

Los intensos esfuerzos para mantener a Grecia dentro de la zona euro siguen a un fin de semana dramático. Tsipras anunció el sábado la realización del referendo para decidir si aceptar o no las demandas de los acreedores internacionales a cambio de dinero que evitaría una cesación de pagos de Grecia.

El anuncio tomó por sorpresa a los prestamistas e hizo que los griegos corrieran a los cajeros automáticos.

Grecia quedó más cerca de caer en default por 1.600 millones de euros (1.770 millones de dólares) que debe pagarle el martes al FMI, y cuyo incumplimiento deja a Atenas más cerca de abandonar la zona euro.

Un funcionario griego confirmó a Reuters que el pago no se realizaría.

La agencia Standard & Poor's Ratings Services bajó el lunes la calificación soberana de Grecia a CCC- desde CCC, argumentando que la probabilidad de que el país salga de la zona del euro es ahora de un 50 por ciento.

Los griegos se vieron conmocionados por el giro de los eventos. Se formaron largas filas en los cajeros automáticos y en supermercados, mientras crecía el miedo a una interrupción del suministro de medicamentos y comida.

Las farmacéuticas dijeron que seguirían enviando medicinas al país en las próximas semanas pese a las cuentas impagas, pero que los suministros se verían en riesgo si no se toman medidas de emergencia.

El colapso en las negociaciones deja a la Unión Europea y a la zona euro en un terreno incierto. La bolsa de Atenas estaba cerrada, pero otros mercados en Europa y Estados Unidos cayeron con fuerza por el miedo a que Grecia salga de la zona euro.

En América Latina, los mercados bajaban el lunes por el aumento de la aversión al riesgo.

Tras meses de negociaciones, los socios de Grecia culpan a Tsipras por rechazar un paquete que ellos consideran generoso. Atenas alega que los recortes a las pensiones y las alzas de impuestos exigidos sólo agravarían la crisis económica del país, donde un cuarto de la fuerza laboral no tiene empleo.

Según un sondeo de Reuters entre más de 70 economistas y operadores, hay un 45 por ciento de probabilidad de que Grecia deje la zona euro, frente al 30 por ciento de la consulta de la semana previa.

TRAICIÓN PERSONAL

Las emociones eran particularmente visibles entre los líderes europeos. El jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, señaló que se sentía personalmente traicionado e instó a los griegos a votar "sí" en el referendo del domingo.

Pese al ambiente hostil del fin de semana, los acreedores dijeron que siguen abiertas las puertas para las negociaciones.

El presidente francés, Francois Hollande, pidió a Tsipras que vuelva a la mesa y la canciller alemana Angela Merkel dijo que ella estaba lista para reanudar las conversaciones con Atenas tras el referendo.

Fuentes dijeron que el BCE rechazó el domingo la solicitud de Grecia de 6.000 millones de euros de financiamiento de emergencia adicional, pero que se espera que mantenga la línea que ya usan los bancos griegos hasta el 5 de julio.

"Trabajé toda mi vida para despertar una mañana y ver un desastre como este", dijo el dueño de una tienda que había acudido al Banco Nacional de Grecia para cobrar la pensión de su esposa.

Las empresas señalaron que no podían pagar los sueldos de sus trabajadores ni a sus proveedores y que habían tenido que detener las importaciones. También se espera que la producción agrícola se vea afectada.

El partido Syriza, al cual pertenece Tsipras, convocó a un acto el lunes en la tarde para protestar contra las medidas de austeridad e instó a los ciudadanos a votar "No" el domingo.

El lunes se publicó el texto de la pregunta del referendo: "¿Debería aceptarse la propuesta entregada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo el 25 de junio de 2015, que consiste en dos partes que juntas constituyen la propuesta integral?".

La casilla del "No" aparece como primera opción, por encima de la del "Sí".

No había sondeos de opinión disponibles, pero Economist Intelligence Unit dijo que el triunfo de la opción "No" es lo más probable, lo que eleva la probabilidad de que Grecia salga de la zona euro a un 60 por ciento.

(1 dlr = 0,9026 euros)

Reporte adicional de Deepa Babington, Lefteris Karagiannopoulos, Yannis Behrakis y Alkis Konstantinidis. Escrito por Matthias Williams. Editado en español por Marion Giraldo/Janisse Huambachano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below