A FONDO-La cauta Merkel se expone a su mayor riesgo con Grecia

lunes 29 de junio de 2015 12:00 GYT
 

Por Noah Barkin

BERLÍN (Reuters) - "Si se rompe, es tu problema", le advirtió el ex secretario de Estado de Estados Unidos State Colin Powell al entonces presidente George W. Bush antes de la invasión de Irak.

Si es justo culpar a Angela Merkel de que Grecia "se rompa" es debatible, pero si el eslabón más débil de la zona euro cae en una cesación de pagos esta semana y eventualmente es empujado fuera de la moneda única europea, parece inevitable que la canciller alemana, la líder más poderosa de Europa, se convierta en la "propietaria" del problema griego y que la decisión de haber dejado caer a Atenas marque profundamente su legado.

Durante meses, Merkel, conocida por su cautela, ha estado dando vueltas al asunto de arriesgarse a una salida de Grecia del euro o "Grexit" y aceptar las consecuencias financieras, económicas y geopolíticas que seguramente se desatarán.

Si Grecia termina dejando la zona del euro, muchos en Alemania y en otros lugares culparán al Gobierno izquierdista del primer ministro Alexis Tsipras, que asumió en enero y que enfureció a sus socios por lo que percibieron como una negociación errática y confrontacional.

El gobernante griego convocó el viernes a un referendo sobre la última oferta de rescate europea, sólo días antes de que Grecia se quede sin dinero, permitiendo que Merkel, de 60 años, dijera tranquilamente que ya fue suficiente y amenazara con cerrar el flujo de ayuda de una vez por todas.

Pero será Merkel, más que cualquier otro líder, quien tendrá que poner orden entre los escombros que deje la salida de Grecia y responder a por qué no se evitó el desastre.

Una salida de Grecia podría llevar a una crisis humanitaria en la cuenca sur de Europa, provocar el contagio a otros países del euro que recién están saliendo de una recesión y alimentar un ya acalorado debate sobre las política de austeridad alemanas y el manejo que Merkel tuvo en la crisis.

Permitir la salida de Grecia es con mucho el paso más audaz que ha dado desde que llegó al poder hace casi una década, más que su decisión de 2011 de eliminar la generación eléctrica nuclear.   Continuación...

 
Foto de archivo de la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro griego, Alexis Tsirpas, luego de una conferencia de prensa en Berlín, 23 de marzo de 2015. "Si se rompe, es tu problema", le advirtió el ex secretario de Estado de Estados Unidos State Colin Powell al entonces presidente George W. Bush antes de la invasión de Irak. REUTERS/Hannibal Hanschke/Files