Caída de mercado bursátil en China amenaza con exponer fisuras

martes 30 de junio de 2015 13:47 GYT
 

Por Nathaniel Taplin y Umesh Desai

SHANGÁI/HONG KONG (Reuters) - Pese a las palabras tranquilizadoras de los reguladores de que la deuda marginal para comprar acciones en las bolsas chinas es manejable, el apalancamiento total podría llegar hasta 645.000 millones de dólares, lo que amplifica el riesgo no sólo para los inversores minoristas sino también para el sector empresarial.

La deuda marginal, la que toman los inversores para pagar sólo parte del costo de las acciones que compran, se ha casi duplicado desde comienzos de 2015, según cifras oficiales.

El rápido crecimiento de las operaciones financiadas con deuda llamó fuertemente la atención la semana pasada cuando el índice bursátil chino CSI 300 cayó un 14 por ciento, avivando el temor a que ventas forzadas provocaran una amplia inestabilidad financiera.

Sin embargo, las cifras oficiales cuentan sólo una parte de la historia.

Si bien la deuda marginal en las corredurías alcanzaba a 2,2 billones de yuanes (354.000 millones de dólares) a fines de junio, según Nomura, analistas dicen que el dinero prestado por "financieras en las sombras" para especular en acciones podría haber duplicado ese monto, llevando la deuda total a un 20 por ciento del valor de las acciones que se negocian.

El mercado bursátil chino fue impulsado por el crédito en el primer semestre del año, subiendo hasta un 150 por ciento desde noviembre, pero ha retrocedido más de un 20 por ciento después de que alcanzó un máximo a mediados de junio.

Los principales índices se recuperaron el martes por señales de que el Gobierno chino está incrementando su apoyo al mercado, pero algunos agentes temen que el alivio tenga corta vida.

A diferencia de otras economías, los inversores minoristas son dominantes en China y representan el 80 por ciento del mercado, por lo que son quienes corren mayor riesgo ante posibles demandas de las corredurías para que paguen sus deudas o entreguen garantías si el valor de las inversiones cae.   Continuación...

 
Un inversor observa un panel con información financiera en una correduría en Shanghái, jun 30 2015. Pese a las palabras tranquilizadoras de los reguladores de que la deuda marginal para comprar acciones en las bolsas chinas es manejable, el apalancamiento total podría llegar hasta 645.000 millones de dólares, lo que amplifica el riesgo no sólo para los inversores minoristas sino también para el sector empresarial. REUTERS/Aly Song