Ministros de Finanzas de zona euro ponen a Grecia en espera

miércoles 1 de julio de 2015 16:10 GYT
 

Por Alastair Macdonald

BRUSELAS (Reuters) - El intento del Gobierno griego de reiniciar las conversaciones para lograr un nuevo paquete de crédito fue recibido con indiferencia por los ministros de Finanzas de la zona euro, que decidieron dejar en suspenso todas las reuniones con Atenas hasta que se celebre el referendo el domingo.

La decisión fue adoptada en una teleconferencia que comenzó una hora después de que el primer ministro izquierdista, Alexis Tsipras, volvió a condenar con dureza el "chantaje" de los acreedores y pidió nuevamente a sus compatriotas que voten "No" a un acuerdo de rescate que, de hecho, ya fue sacado de la mesa negociadora.

"No habrá más conversaciones en los próximos días, ni al nivel del Eurogrupo, ni entre las autoridades griegas y las instituciones sobre propuestas o arreglos financieros", afirmó el ministro holandés de Finanzas, Jeroen Dijsselbloem, quien preside el Eurogrupo.

"Esperaremos simplemente al resultado del referendo del domingo y lo tendremos en cuenta", agregó.

Los líderes europeos, que buscaron durante cinco meses puntos de encuentro con Atenas, parecen resignados a dejar ahora que la política siga su curso, tras el impago de la deuda al Fondo Monetario Internacional y la expiración el martes de su anterior paquete de rescate.

Tsipras ha dicho que cumplirá la voluntad del pueblo, pero muchos en la Unión Europea dudan que pueda sobrevivir políticamente si los griegos dan la vuelta a los actuales sondeos de opinión y votan "Sí" por temor a perder su acceso al euro, una amenaza que los líderes europeos dejaron claro que podría hacerse realidad si gana el "No".

Mientras tanto, los socios de Grecia en la zona euro no ven sentido a seguir hablando: "No pongamos la carreta delante del caballo", tuiteó el ministro de Finanzas eslovaco, Peter Kazimir.

Varias fuentes conocedoras de la teleconferencia, que duró un hora, indicaron que no pareció haber disenso. Incluso el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, que previamente pidió que las negociaciones se mantuvieran esta semana, afirmó que, tras el último discurso de Tsipras, no tiene sentido seguir hablando.   Continuación...