Acciones zona euro cierran con peor baja semanal del año

viernes 3 de julio de 2015 13:49 GYT
 

Por Alistair Smout y Liisa Tuhkanen

LONDRES (Reuters) - Las acciones europeas cerraron en baja el viernes y uno de los principales índices referenciales sufrió su mayor caída semanal en el año, en medio de la cautela de muchos inversores que prefirieron esperar los resultados del referendo que Grecia celebrará por las condiciones de un rescate financiero.

* La votación en el referendo podría determinar si el país se mantiene o no dentro de la unión monetaria.

* El índice Euro STOXX 50 de los principales valores de la zona euro culminó el viernes su peor semana desde diciembre. El índice cayó un 0,62 por ciento, a 3.441,76 puntos, y registró una pérdida semanal de alrededor del 5 por ciento.

* El índice FTSEurofirst 300 cerró también con una caída del 0,62 por ciento, a 1.518,35 puntos, mientras que el DAX de la bolsa de Fráncfort perdió un 0,37 por ciento. El DAX acumula ahora una baja del 11 por ciento desde que alcanzó su máximo histórico en abril.

* Los mercados bursátiles europeos han perdido terreno debido a las preocupaciones sobre la crisis de deuda de Grecia, aunque el impacto ha sido amortiguado hasta cierto punto por las medidas de estímulo económico del Banco Central Europeo, incluida la ayuda para los prestamistas griegos.

* Grecia no realizó un pago al Fondo Monetario Internacional que venció esta semana y sostendrá un referendo el domingo sobre si aceptar los términos de rescate de sus acreedores.

* Peter Oppenheimer, jefe global de estrategia de Goldman Sachs, dijo que el peor de los casos es que los griegos voten "No" al programa de rescate, lo que podría llevar al Euro STOXX a caer a 3.150 puntos.

* El sector bancario estuvo en el radar del mercado.   Continuación...

 
Operadores trabajando en la bolsa de Fráncfort, Alemania, 3 de julio de 2015. Las acciones europeas cerraron en baja el viernes y uno de los principales índices referenciales sufrió su mayor caída semanal en el año, en medio de la cautela de muchos inversores que prefirieron esperar los resultados del referendo que Grecia celebrará por las condiciones de un rescate financiero. REUTERS/Stringer