RESUMEN-Grecia desafía a Europa con un abrumador "No" en referendo sobre rescate

domingo 5 de julio de 2015 16:30 GYT
 

Por Karolina Tagaris y Lefteris Papadimas

ATENAS (Reuters) - Los griegos votaron abrumadoramente que "No" en un referendo sobre un rescate financiero de sus acreedores, desafiando las advertencias en toda Europa de que un rechazo a nuevas medidas de austeridad a cambio de ayuda financiera podría poner al país en un curso de salida de la zona euro.

Con casi la mitad de los votos escrutados, las cifras oficiales mostraban que un 61 por ciento de los griegos habrían rechazado la oferta de los acreedores que se puso a consideración en la consulta.

La sólida victoria del "No" contrasta con los sondeos que auguraban un resultado cerrado. Además, pone a Grecia en un terreno no conocido, en que se arriesga al aislamiento financiero y político en la zona euro y a un colapso de sus sistema financiero si los acreedores se niegan a entregar ayuda.

Pero para millones de griegos el resultado fue un mensaje claro a los acreedores de que no aceptarán más medidas de austeridad sobre medidas de austeridad.

El primer ministro griego Alexis Tsipras había denunciado que el precio a pagar por el rescate financiero era un "chantaje" y una "humillación" al país.

Cientos de griegos se volcaban a la plaza Syntagma frente al Parlamento para celebrar.

"Este es un sello de la voluntad del pueblo griego y ahora le toca a los europeos mostrar que respetan nuestra opinión y quieren ayudar", dijo Nikos Tarasis, un estudiante de 23 años.

Funcionarios del Gobierno griego, quienes han argumentado que un voto "No" fortalecería su posición negociadora para llegar a un mejor acuerdo con sus acreedores tras meses de disputas, inmediatamente dijeron que tratarían de reanudar las conversaciones con sus socios europeos.   Continuación...

 
El primer ministro griego Alexis Tsipras deposita su voto en un local de votación en Atenas. 5 de julio de 2015. Los griegos votaron abrumadoramente que "No" en un referendo sobre un rescate financiero de sus acreedores, desafiando las advertencias en toda Europa de que un rechazo a nuevas medidas de austeridad a cambio de ayuda financiera podría poner al país en un curso de salida de la zona euro. REUTERS/Christian Hartmann