Bolivia considera emisión de bonos, pero es incierta por alza de tasas en EEUU

lunes 6 de julio de 2015 10:24 GYT
 

Por Sarah Marsh y Daniel Ramos

LA PAZ (Reuters) - Bolivia podría emitir bonos por hasta 1.000 millones de dólares en los mercados internacionales para ayudar a financiar nuevas industrias estatales y carreteras, pero la incertidumbre sobre cuándo Estados Unidos comenzará a subir sus tasas de interés complica los plazos, dijo el ministro de Economía.

Luis Arce explicó que el país andino quiere ampliar su base industrial para añadir mayor valor agregado a los recursos naturales que ya explota y extraer mineral de reservas de litio.

La estrategia reduciría la dependencia de Bolivia de las exportaciones de gas y su vulnerabilidad a las variaciones de los precios de las materias primas.

Arce mantuvo su pronóstico de que la economía crecerá un 5 por ciento este año y algo más en 2016, por la entrada en funcionamiento de nuevas plantas de urea y potasio, que se usan como fertilizantes.

"Si hay un buen momento saldremos" a emitir, dijo Arce en una entrevista con Reuters durante el fin de semana. "Estamos viendo las condiciones afuera, hay mucha incertidumbre. Estados Unidos no da una señal muy clara de lo que va a ocurrir".

Arce dijo que los inversores se inclinan por la deuda de largo plazo y que la próxima emisión podría tener un vencimiento de 10 ó 15 años.

El país andino volvió a los mercados globales de crédito tras casi un siglo en 2012, con la colocación de 500 millones de dólares a 10 años. Bolivia tiene un endeudamiento relativamente bajo.

  Continuación...

 
Foto de archivo del ministro de Economía boliviano, Luis Arce, durante una entrevista con Reuters en Montevideo, 16 de marzo de 2012. Bolivia podría emitir bonos por hasta 1.000 millones de dólares en los mercados internacionales para ayudar a financiar nuevas industrias estatales y carreteras, pero la incertidumbre sobre cuándo Estados Unidos comenzará a subir sus tasas de interés complica los plazos, dijo el ministro de Economía. REUTERS/Andres Stapff