Gobierno chileno recorta cálculo crecimiento y eleva déficit fiscal

martes 7 de julio de 2015 10:30 GYT
 

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - El Gobierno chileno recortó drásticamente el lunes su cálculo de crecimiento de la economía a un 2,5 por ciento y elevó su proyección de déficit fiscal, ante una mayor debilidad de la actividad doméstica, especialmente de la inversión y el consumo.

En una comisión del Congreso, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, informó la reducción en 1,1 puntos porcentuales de la estimación de crecimiento para este año desde un pronóstico previo del 3,6 por ciento.

"La economía se está adaptando a nuevas condiciones externas, pero la inversión privada continúa débil", dijo Valdés en su presentación.

"La aceleración de la actividad será gradual y es necesario fortalecer el diálogo y la confianza para que ello se materialice. Nuestro escenario supone que la actividad toma más dinamismo, no es un escenario en que nos quedamos estacionados", agregó.

El jefe de las finanzas públicas indicó que la demanda interna crecería un 2,0 por ciento este año, mientras que la inflación alcanzaría un nivel del 3,5 por ciento, desde el cálculo previo del 3,0 por ciento.

"Las condiciones externas son una parte sustancial y mayoritaria de lo que nos está pasando. Sin embargo, eso no quiere decir que no haya otros factores", dijo Valdés ante un grupo de diputados y senadores.

Para el precio del cobre, del que Chile es el mayor productor mundial, Valdés dijo que el valor promedio se ubicará en 2,75 dólares por libra este año desde un nivel previo de 3,12 dólares.

En tanto, el tipo de cambio promediaría 630 pesos por dólar, desde un cálculo anterior de 585 pesos.   Continuación...

 
El ministro de Hacienda de Chile, Rodrigo Valdés, luego de asistir a una reunión de política monetaria, en el Banco Central de Chile, en Santiago, 14 de mayo de 2015. El Gobierno chileno recortó drásticamente el lunes su cálculo de crecimiento de la economía a un 2,5 por ciento y elevó su proyección de déficit fiscal, ante una mayor debilidad de la actividad doméstica, especialmente de la inversión y el consumo. REUTERS/Pablo Sanhueza